Un cuento sin fin

Český Krumlov

¿Alguna vez has soñado con lo que sucedería si el tiempo se detuviera?

¿Qué te parecería si te dijéramos que conocemos un lugar donde puedes vivir ese sueño?

Posiblemente todo aquél que haya visitado alguna vez Český Krumlov te confirme que en sus estrechas callejuelas tan laberínticas, tendrás la sensación de haberte trasladado de repente a otro siglo. Hay pocas ciudades que han mantenido hasta el día de hoy su carácter medieval y renacentista, y mucho menos  lugares con un ambiente cuya tranquilidad sea tan difícil de describir. La ciudad, dominada por un robusto castillo y un palacio, sigue guardando muchos secretos remotos: aquí, a cualquier paso que des encontrarás testigos mudos de historias antiguas. Por ejemplo de aquellas que están relacionadas con uno de los linajes aristocráticos más poderosos de antaño que llevaba en su blasón una rosa de cinco pétalos. Esta estirpe residió en el castillo de Krumlov a lo largo de tres siglos, transformándolo en una pomposa residencia renacentista que debió asemejarse a la Praga de los reyes.

 

 

Durante el gobierno de los últimos Rožmberk, Vilém de Rožmberk y Petr Vok, Krumlov experimentó un desarrollo cultural poco habitual al convertirse en el hogar de personajes rodeados de leyendas que tenían un destino accidentado. El alquimista del emperador Rodolfo II, Edward Kelly, trabajó aquí su Gran obra, al servicio de Vilém, en su laboratorio secreto, y con ayuda de sus elixires se esforzó por transformar diversas sustancias en oro y plata. Hasta el día hoy, solo los misteriosos signos en las fachadas esgrafiadas de la torre del palacio testimonian la presencia de hombres de aquel “oficio” ya desaparecido.

Edward Kelley
más historias

Las tabernas localizadas en los antiguos sótanos de las casas recuerdan los tiempos más remotos. Allí puedes disfrutar de un auténtico festín medieval y degustar las mejores cervezas checas. Anualmente, en junio, el espíritu renacentista se despierta al completo y durante tres días toda la ciudad se anima con torneos de caballería, espectáculos de esgrima, los voceríos de los mercados de artesanía, todo culminado con un magnífico desfile de personalidades históricas y caballeros montando a caballo.

 

Foto: Las Fiestas de la Rosa de cinco hojas (© Město Český Krumlov, foto Mgr. Lubor Mrázek)

El arte de detener el tiempo

Además de las rutas principales también encontrarás lugares tranquilos, que recuerdan a tiempos más recientes. Uno de ellos es el taller de fotografía Seidl. Con solo un paso te trasladarás a la época en que hacer una imagen fotográfica equivalía a una pequeña aventura. Será como si el Maestro fotógrafo acabara de abandonar el taller tan solo hace un rato. Verás las ampliadoras y otros históricos equipos fotográficos cómo han permanecido intocables en su lugar habitual. Y podrás contemplar el archivo del taller que conserva unas 140.000 placas de vidrio en las que se resucita la ciudad de Český Krumlov de principios del siglo XX.

Museo Taller Fotográfico Seidel
más historias

Český Krumlov

Tus favoritos