Štramberk

Štramberk
7. 11. 2013

Štramberk, un pueblo de las montañas enclavado entre colinas boscosas, se lo ve de lejos - por encima de ella se eleva un castillo extraordinario, ¡lo que no se ve en otros lugares!

Las laderas verdes, casas de madera, tradiciones populares y la excelente gastronomía regional, tal y cual es Valašsko y Beskydy. Ahí radica Štramberk con encantadoras calles y casas de madera del siglo 18 y 19, gracias a lo cual llaman a la ciudad el Valašský belén.

Castillos, museos y el balneario de la cerveza

Muy por encima de la ciudad se levantan las ruinas del castillo Strallenberg con la torre alta cilíndrica llamada Trúba; con un puente de madera se abre la fantástica vista de los alrededores. Las callejuelas pintorescas te llevarán al asentamiento de debajo del castillo y las escaleras de caracol conducen desde el castillo hasta la plaza principal. Hay un museo de títeres, mini-zoo de Aqua Terra, el museo de Prehistoria del famoso pintor Z. Burian y el Museo de los Juguetes. En una de las cabañas de madera en la esquina puedes encontrar un museo de cera (Panoptikum) contodo tipo de maniquíes, figuras de cera, que le darán a conocer los personajes de esta región, en la cafetería Perníkovka revelarás los secretos de la producción de pan de jengibre tradicional. En la plaza estátambién la renovada fábrica de cerveza de la ciudad, donde se cocina caseramente la cerveza de levadura Trubač y otras especialidades cerveceras.Se pueden degustar cervezas tradicionales y delicias culinarias, incluso hasta ¡probarse a sí mismo los efectos beneficiosos de los baños de cerveza original!

Especialidad local

Si te gustan golosinas tienes que degustarlasahora, ya que no encontrarás en otro lugar el sabor igual al de las orejas de Štramberk, pan dulce hecho de masa de miel con especias y su forma de orejas retorcidas. Las golosinas de la receta protegida continúan preparándose en Štramberk ya varios siglos para conmemorar la legendaria victoria de los cristianos de Štramberk sobre el Ejército Tártaro. Viaja luego de Lašská por el camino didáctico (Lašská naučná stezka) a la torre de la Montaña Blanca, cuya forma se asemeja a la hélice del ADN.

Tus favoritos