Písek

Písek
29. 4. 2013

¡Pasee en Písek por el puente checo más antiguo!

¿Sabría dónde encontrar el puente más antiguo de la República Checa? ¡En Písek, en Bohemia del Sur! Paseando por su empedrado antiguo, se trasladará en unos instantes a muchos años atrás, a los tiempos de cuando se desató la fiebre del oro en la ciudad. Pasee por su casco histórico y deléitese con la ciudad que antaño fue una de las más importantes del reino. ¡Preste mucha atención! ¡Tal vez le espere un puñado de esas arenas auríferas en algún lugar!

La ciudad debe su origen a la riqueza de minerales, en concreto de arenas auríferas, que se explotaban aquí desde el siglo XII. Fue en esa época cuando surgió también el monumento más importante de la ciudad, el puente de piedra gótico en el que puede apreciar hoy una hermosísima decoración escultórica. ¿Pero por qué se le llama «Puente del Ciervo»? La leyenda cuenta que debía recibir el nombre del primer ser que lo atravesara. Este privilegio lo recibió inesperadamente un ciervo que de repente saltó del bosque cercano y pasó por el puente. Tras cruzar el famoso puente, ya estará cerca del corazón mismo de la ciudad. Pase un rato ameno disfrutando de una taza de café en la Plaza Grande, en el precioso edificio del ayuntamiento barroco, y visite el Museo de Prácheňsko, ubicado cerca, en el castillo real. Aquí podrá ver con sus propios ojos cómo se explotaba antes el oro en Písek.

Una ciudad llena de energía

¿Le gustan los eventos culturales? En este caso, seguramente elegirá algo de la oferta del centro cultural Sladovna que, aparte de una exposición permanente dedicada a la historia de las ilustraciones de libros infantiles, también organiza regularmente otras exposiciones, conciertos o talleres. Písek está, propiamente dicho, cargada de energía, lo cual testimonia el hecho de que fue la primera ciudad de las tierras de la antigua corona checa que tuvo un alumbrado público permanente, y ello gracias a la central hidroeléctrica más antigua. Su autor fue František Křižík, el «Edison checo». Aunque Písek ofrece numerosas opciones interesantes para pasar un día agradable, también puede ir a descubrir sus inmediaciones. Visite, p.ej., el castillo romántico de Zvíkov, que se incluye entre los más románticos de Bohemia, gracias a su magnífica ubicación en una roca sobre las aguas de un embalse.

Tus favoritos