Opava

10. 1. 2014

Opava, una ciudad apodada como perla blanca de Silesia ofrece las vistas de sus lugares históricos de interés desde el gótico hasta los tesoros arquitectónicos de la primera mitad del siglo XX.

Opava como el centro histórico de Silesia se te presentará como una ciudad de parques y de dos torres. La primera es la torre blanca torre Hláska junto al edificio neo-renacentista del Ayuntamiento de Opava en la Plaza Superior. La segunda es de la iglesia gótica de la Asunción de la Virgen María, que a finales del siglo XIV construyó la Orden de los Caballeros Teutones.

De estilo gótico a hasta el final del Sistema Solar

El templo gótico con un techo inclinado con la pendiente aguda y dos torres son de lejos un hito dominante de la ciudad. Es considerado el más grande edificio gótico de ladrillo de Silesia en la República Checa, además la torre del sur con su altura de 102 metros es la torre más alta de Silesia. No muy lejos del templo descubrirás el Sol - o sea su maqueta en escala 1: 626 576 000. Con él comienza el Sendero planetario que te conducirá alrededor de todos los planetas del sistema solar, distribuidos en Opava y sus alrededores. Plutón es el objeto más lejano con un diámetro de 3,6 mm antes de entrar en el precioso jardín botánico con muchas especies de maderas nacionales y exóticas en Nový Dvůr, aproximadamente 9,5 km del centro de Opava.

La arquitectura moderna y el entorno

En Opava, también podrás visitar el Museo de Silesia, el museo más antiguo de la República Checa, fundado en el año 1814. La arquitectura del siglo XX representa el primer centro comercial nacional Breda de los años 1927-1928 y la Casa Municipal, un centro cultural y social con su galería, cafetería y una exposición permanente de la historia de la ciudad de Opava llamada El camino de la ciudad. Mira por ejemplo la espada medieval del verdugo de Opava o el modelo que te dará a conocer la forma de la ciudad en los años 1750 a 1800. Alrededor de Opava invitan a dar los paseos castillos románticos de Hradec nad Moravicí, Raduň o Kravaře. También podrás jugar al golf en los parques palaciegos o visitar el Monumento de la Segunda Guerra Mundial en Hrabyně.

Tus favoritos