Mělník

Palacio de Mělník
22. 4. 2013

A Mělník tras el aroma del vino

No hay mejor manera de disfrutar del encanto singular de Mělník que observando la puesta del sol sobre la confluencia de los dos ríos checos más grandes bajo la poderosa silueta de su palacio, mientras deleita sus papilas gustativas con el excelente vino local. ¡Venga usted también a disfrutarlo!

Puede iniciar su estancia en Mělník con un paseo por la Plaza de la Paz de hermosas casas con arcadas. Seguramente le llamará la atención el edificio del ayuntamiento, así como el antiguo monasterio de los capuchinos colindante. Si le gustan los espacios llenos de misterio y energía especial, puede desplazarse al subterráneo medieval de Mělník, con el pozo más amplio de la República Checa. Tomando la calle Svatováclavská, llegará al palacio de Mělník y al principal edificio de la ciudad, la iglesia de San Pedro y San Pablo, preciosamente decorada. Visite en su cripta uno de los osarios checos más grandes, con restos mortales de hasta quince mil personas.

La vista más hermosa de la ciudad

Tampoco se pierda la visita guiada al palacio. No sólo verá las ricas colecciones de la familia de los Lobkowicz. En sus sótanos tendrá, además, la posibilidad única de degustar los vinos palaciegos de la única zona vinícola en territorio de Bohemia. Desde el restaurante que está en la terraza del palacio, se le abrirán unas vistas preciosas de la confluencia del Elba y el Moldava, del viñedo de Santa Ludmila, la majestuosa montaña de Říp y las cimas del Monte de Bohemia Central, de origen volcánico.

Tus favoritos