Balneario Mariánské Lázně

Mariánské Lázně - La Fuente Cantante
15. 8. 2013

Descubra un bálsamo para el cuerpo y el alma en Mariánské Lázně

Paseando por el corazón de Mariánské Lázně, tiene la sensación de trasladarse por arte de magia cien años atrás. Establecimientos balnearios pomposos alternan con parques florecidos en los que descansan sentados los huéspedes del balneario, sorbiendo de sus tazas el agua de alguno de los legendarios manantiales locales. Conozca también la historia de esta ciudad que en la época de su mayor auge daba la bienvenida a los estadistas y artistas más importantes y que, hasta hoy, se cuenta entre las ciudades balnearios más hermosas de Europa.

Es difícil imaginarse que hace dos siglos, la región era todavía un simple valle con bosques impenetrables y ciénagas con aguas borboteando. Sin embargo, cuando Johann Josef Nehr, médico del cercano monasterio de Teplá, descubrió los beneficios únicos que tenían los manantiales locales para la salud humana, un desarrollo turbulento del balneario no se hizo esperar mucho. Pasaron unos años y ya se daban cita aquí personalidades como Chopin, Strauss, Goethe, Kafka, Freud, Kipling, Edison, Twain o el rey británico Eduardo VII.

Cincuenta manantiales para su salud

Alrededor de 160 manantiales emergen en las cercanías del balneario, en la ciudad misma de Mariánské Lázně encontrará más de cincuenta manantiales minerales fríos que curan con éxito enfermedades del riñón y de las vías urinarias, afecciones nerviosas, digestivas y respiratorias, así como afecciones de la piel y del aparato locomotor. Sin embargo, puede disfrutar de su estancia en el balneario también en el caso de que no padezca de ninguna dolencia. En la mayoría de los sanatorios puede dejarse mimar perfectamente por tratamientos de bienestar originales que relajarán al máximo su cuerpo y mente. Mariánské Lázně se caracteriza, sobre todo por hermosos parques, gracias a los cuales figura entre las ciudades jardín más bellas de Europa. Puede pasear aquí sin ser molestado por nada, observar el agua chorreante de numerosas fuentes y manantiales, aspirar el olor de flores y árboles florecidos o pasar un rato agradable tomando café y catando las excelentes obleas balnearias.

Momentos románticos junto a la Fuente Cantante

Tampoco olvide dar una vuelta por las elegantes arcadas neoclasicistas de hierro fundido, procedentes del año 1899, que se cuentan entre las más bellas de Bohemia. Durante la temporada balnearia se celebran aquí conciertos de los clásicos de Mariánské Lázně. En los eventos más importantes, como es el festival de música internacional de Fryderyk Chopin, en agosto, también se presenta la orquesta sinfónica local. Escuche los agradables tonos musicales y a la vez deguste las aguas del Manantial de la Cruz cuyos efectos son beneficiosos para los riñones. Cerca del manantial deténgase por un rato junto a la célebre Fuente Cantante donde, cada hora impar, puede escuchar alguna de las famosas composiciones de la música mundial. Si tiene el alma romántica, vuelva una vez más por la noche cuando la fuente es alumbrada con efectos luminosos.

¿Adónde dirigirse después?

¿Le gustan el pasado y los lugares que narran historias? ¡Póngase a explorar también los alrededores de la ciudad balneario! En el palacio de Kynžvart encontrará una muestra única de la arquitectura clasicista. Por su parte, en el magnífico monasterio de Teplá, fundado ya en el siglo XII, puede admirar una hermosa biblioteca. Si prefiere pasar su tiempo libre de manera más activa, visite el campo de golf de Mariánské Lázně, el único fuera del territorio de los Estados de la Mancomunidad de Naciones que ostenta el título Royal Golf Club, que le fue otorgado por la reina británica Isabel II.

 

Tus favoritos