Lagos de Šumava

Šumava - lago Černé jezero
9. 5. 2013

Lagos de belleza diabólica

Aguas resplandecientes, profundidades sin fondo y silencio divino... La impresión que le dejarán los lagos Černé jezero y Čertovo jezero quedará aún aumentada por el hecho de que usted mismo tiene que descubrir estos lagos ocultos en bosques intrincados. Es que no están destinados a todos. No puede llegar hasta ellos en coche, sino que no le queda otro remedio que subir cada metro de altura a pie. Pero créanos, cuando los vea por primera vez, se quedará estupefacto.

Los lagos son verdaderas joyas de la naturaleza de las montañas de Šumava. Le esperan a una altura de más de 1.000 msnm. Los más grandes y los más conocidos son los lagos Černé jezero y Čertovo jezero. La mejor ruta hacia el lago Černé jezero sale de Špičácké sedlo. Siga la señal turística de color amarillo que le mostrará el rumbo sin fallar.

El fondo misterioso y el color oscuro del lago Černé jezero, en español, Lago Negro

El lago Černé jezero ostenta varios récords. Es el lago más grande de Šumava y a la vez el más grande de Bohemia. En Šumava, Ud. no encontrará otro lago que sea más profundo, además, es el lago que se sitúa a la altura más baja. ¿Por qué lo llaman lago «negro»? El color negro del lago es producto del reflejo de los bosques oscuros circunstantes. Siguiendo la señal turística roja, llegará del lago Černé jezero al lago Čertovo jezero. El camino pasa por lugares con raíces y tocones. Después de alcanzar el cruce de caminos, junto al arroyo Jezerní potok, falta ya sólo poco para llegar a su destino: Čertovo jezero, en español, Lago del Diablo.

El diablo con una piedra en su cola

El lago Čertovo jezero es el menos accesible de todos los lagos de Šumava, pero, sin duda, también uno de los más hermosos. Cuenta una leyenda que fue el Diablo, quien dio nombre a este lago. Dicen que se ahogó aquí con una piedra que había amarrado a su cola una joven a la que quería llevar al infierno. Al caer, el Diablo hizo un valle en el que se encuentra hoy el lago. La gente cuenta que hasta hoy día emergen figuras y duendes extraños del lago.

La vista más hermosa de Šumava

Los lagos de Šumava son un ejemplo brillante de lo que ha sabido crear la naturaleza durante varios miles de años. Lo mismo es válido para la Selva de Boubín, donde puede vivir cómo es una auténtica selva, en la que crecen árboles de hasta 400 años. En la confluencia del río pedregoso Vydra con el Křemelná, encontrará también una naturaleza verdaderamente salvaje. En el pasado, se encontraba en este lugar una serrería de agua llamada Čeňkova pila. Un paseo a lo largo del Vydra, lleno de piedras gigantescas, se puede comparar sin problemas con los auténticos ríos alpinos. Si ha cogido el gusto a descubrir los lagos de Šumava, diríjase hacia el lago Prášilské jezero. La mejor vista de esta joya natural se le ofrece desde el mirador de Poledník. Uno de los miradores de la República Checa que fue construido a mayores alturas le brindará vistas de las cimas de prácticamente todas las montañas de Šumava.

Tus favoritos