Estación de esquí Špičák en Železná Ruda

9. 5. 2013

Disfrute de toda la diversión en la estación de esquí Špičák – Železná Ruda

¿Le gusta disponer de muchas opciones durante sus vacaciones? ¿Quiere disfrutar de un centro de esquí que literalmente no conozca las fronteras? En tal caso desplácese a la estación de esquí Špičák de Železná Ruda, a un par de kilómetros de distancia de Alemania. Aquí encontrará lo que busca ya sea con los esquís alpinos, los esquís de fondo o el snowboard, incluso aun siendo un principiante absoluto o un profesional experimentado. Y todo esto con las bellas montañas de Šumava de fondo, las cuales disponen de la mayor superficie cubierta de árboles de toda Europa, debido a sus amplias colinas con profundos bosques.

Gracias a una cooperación transfronteriza, iniciada hace muchos años, y a las famosas pendientes de las pistas del monte Velký Javor, la montaña más alta de Šumava en el lado alemán, la estación de esquí Špičák representa uno de los mayores centros de esquí de todo el continente, situado fuera de los Alpes.

Pistas perfectas y un paraíso de cuentos de hadas para los más pequeños

Puede elegir entre diez pistas principales de todos los niveles de dificultad, que cuentan con una longitud total de 8 km. Si se encuentra entre los verdaderos campeones de esquí, descienda la pista negra, de 1, 5 km de longitud. Además Špičák cuenta con cuatro pistas rojas, que son menos difíciles. Los principiantes absolutos tienen a su disposición seis pistas azules, idóneas para sus primeras experiencias en la nieve. En el área hay otras cuatro pistas que pertenecen a la escuela de esquí, y un parque especial de esquí «penguinland» para los aficionados más pequeños a este deporte de invierno. Asimismo, para los niños está preparada la pista llamada La Chequia de cuentos de hadas, que cuenta con una minipista de esquí y un telesquí infantil, una alfombra mecánica, figuras de animales y otros recursos que ayudan a los más pequeños en sus primeros pasos con los esquís.

¿Snowboard o skitouring?

En Špičák, tampoco los que practican el snowboarding quedarán privados de los fantásticos descensos. Si es principiante, el lugar idóneo para usted será el parque FUNpark, destinado a los snowboarders y freeskiers poco experimentados. Pruebe los obstáculos de menor dificultad como las ondulaciones en el terreno, los saltos, los cajones o los raíles. ¡Seguramente no se aburrirá! ¿Le gusta esquiar por la noche? En Špičák también se ha pensado en esta opción. Disfrute del esquí nocturno en la pendiente Lubský svah. El área de esquí Špičák naturalmente cuenta con todas las instalaciones necesarias como son el servicio de alquiler de equipos, un taller de reparación y un centro de pruebas. Aproveche el servicio de los monitores. Tampoco los fondistas quedarán decepcionados. Podrán disfrutar de decenas de kilómetros de pistas regularmente acondicionadas que atraviesan los bonitos espacios naturales de Šumava. La novedad son las rutas skialpinistas que constan de siete pistas de distintas longitudes y de todos los niveles de dificultad que parten de las cercanías inmediatas.

¿Y después hacia dónde dirigirse?

Železná Ruda es el excelente punto de partida para descubrir de forma activa las bellezas excepcionales del Parque Nacional de Šumava. Ya sea a pie o con los esquís de fondo, puede dirigirse hacia los lagos glaciares Čertovo jezero y Černé jezero, que se incluyen entre las localidades más bonitas de todo el parque nacional. Si le gustan las ciudades históricas, emprenda una excursión a Český Krumlov. Su encantador casco antiguo tiene la segunda superficie palaciega más grande de la República Checa por lo que representa una de los conjuntos más valiosos de la lista de la UNESCO.

Tus favoritos