Como disfrutar de Praga en el invierno

25. 9. 2013

Romántica, cubierta de nieve, divertida y hermosa - así es Praga en el invierno.

Conoce Praga cubierta de nieve con el atuendo brillante de invierno! Tiene una gran variedad de formas: tradicionales mercados de Navidad checos deslumbran con sus luces brillantes o las calles históricas románticas con su ambiente romántico. Un invierno diferente es en los jardines de Praga los clubes de música de moda o tal vez en el zoológico.

Mercado de Navidad en Praga

El mercado de Navidad en la Plaza de al Ciudad Vieja mantiene su tradición. Dura desde principios de diciembre hasta principios de enero. Aquí encontrarás todo lo que pertenece al advenimiento festivo: pueblito con casas típicas con techos rojos donde se venden adornos navideños, artesanías tradicionales y pequeños regalos, taller infantil para las manos creativas, árbol gigante que brilla intensamente, programa de Navidad entretenido y buena comida. El Adviento son también calles engalanadas, llenas de las decoraciones navideñas, vino caliente, galletas de Navidad y castañas asadas. Al igual que los demás mercados europeos de Navidad en Praga podrás obtener un recuerdo atractivo. Se lo llevará aquel, quien pruebe el vino caliente - lo sirven en una taza especial que en tu hogar te recordará tu visita de Praga.

Praga en los patines

¿Buscas algo más dinámico? Entonces dirígete al Mercado de frutas en la Ciudad Vieja, que cada invierno se convierte en un cuento de hadas invernal. Justo aquí, al lado del Teatro de los Estamentos, se patina cada día durante todo el invierno hasta las horas nocturnas. Un ambiente acogedor acompañan no sólo eventos deportivos sino también varios programas, eventos especiales para los niños, música en vivo y varios programas de entretenimiento. Tampoco faltan delicias culinarias de invierno, y por supuesto, está a tu disposición el alquiler de patines!

Podrás explorar la romántica de los parques cubiertos de nieve durante un paseo en el invierno a través de los jardines deljardines del Castillo de Praga o cuando te dirijas al Mirador de Petřín. Es fácilmente accesible en el ferrocarril funicular, pero si quieres calentarte, podrás subir a pie. Con la ciudad cubierta de nieve la vista de esta miniatura de la famosa Torre Eiffel en París a Praga es inolvidable. De regreso a la ciudad para en la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria en la calle Karmelitská para visitar a la estatua del Niño Jesús de Praga. Cada año a partir de mediados de diciembre hasta principios de febrero, también está expuesto un hermoso pesebre.

Cazadores de las experiencias en acción

Los expertos dicen que uno de los momentos más bellos experimentarás en un crucero por el río Moldava en el invierno. La vista a los tejados de Praga Vieja cubiertos de nieve, árboles esmerilados en Kampa y el Puente Carlos en el invierno son únicas! Los barco de vapor navegan desde el Puente de Čechov. Podrás elegir el crucero de diferentes longitudes y con el programa.

No habrá escasez de experiencias ni en el Zoológico de Praga. Desde las inmediaciones, tan sólo de otro lado del grueso cristal, podrás admirar los osos polares hundiéndose en el agua del estanque - y verás que estos animales saben realmente disfrutar de invierno!

Y cuando tengas frío, no hay nada más fácil que ir a los restaurantes legendarios de Praga o bailar toda la noche en uno de los clubes. Prueba el restaurante Le Terroir, el restaurante Siddharta Café en Buddha-Bar Hotel o el restaurante francés de estilo Art Nouveau en la Casa Municipal.

Tus favoritos