Recinto de Lednice-Valtice

Recinto de Lednice-Valtice - Cicloturismo
6. 11. 2013

Al recinto de Lednice-Valtice: en bicicleta por la región de los monumentos y del vino

Por la mañana, hacer una visita a un lujoso palacio y un recorrido romántico alrededor de un minarete islámico, por la tarde, tomar un baño a la sombra de un templo de la antigüedad, y por la noche, observar la puesta del sol por encima de peñones alabastrinos. ¿Te suena como las vacaciones de tus sueños? ¡En el Recinto Lednice-Valtice puedes vivirlas! Toma tu bicicleta y emprende un viaje a la región hermosa de los monumentos y del vino que suele ser llamada Jardín de Europa por su belleza y espectacularidad y es a la vez una de las mayores perlas inscritas en la lista del patrimonio mundial de la UNESCO.

Trescientos kilómetros cuadrados. Esta es la superficie del Recinto de Lednice-Valtice – el paisaje más extenso del mundo diseñado por el hombre. Durante siglos, la estirpe aristocrática de los Lichtenstein lo fue creando en armonía con la naturaleza dando origen a un lugar sin igual. Gracias a su forma plana, toda la zona está perfectamente apta para excursiones en bicicleta. Recorriendo kilómetros de rutas muy bien señalizadas, puedes conocer palacios majestuosos, parques cultivados, macizos de flores de todos los colores, recovecos románticos del río Dyje, aguas de estanques centelleantes y cubiertas de nenúfares, viñedos fructíferos y construcciones románticas de todos los estilos dispersas por este paisaje bañado por el sol. Te esperan aquí más de noventa kilómetros de rutas señalizadas, de las cuales algunas te llevarán hasta la vecina Austria. Ajusta tu bicicleta, recoge un mapa, elige el trayecto y sal a conocer las historias de la región, una de las más bonitas de Europa.

¡Vive la mejor rendez-vous!

Las rutas ciclistas que cruzan el Recinto de Lednice-Valtice son aptas tanto para principiantes absolutos como para aquéllos que aprecian un terreno más difícil. Puedes elegir, por ejemplo, la Ruta de los Lichtenstein por el territorio de Moravia del Sur, con una longitud total de 39 km. La ruta, que en su mayor parte atraviesa un paisaje llano, se centra en el conocimiento de monumentos y bellezas naturales del área. Te conducirá desde Valtice, a través de la ruina romántica del Castillo de Juan y los Estanques de Lednice, hasta el templo antiguo de las Tres Gracias, la capilla maravillosa de San Huberto y el templo monumental de Rendez-vous, que recuerda el Arco del Triunfo de París. Si quieres conocer también las bellezas de la parte austríaca de la frontera, puedes prolongar tu itinerario por otros 24 km dirigiéndote a Schattenberg y Wilfersdorf.

En bicicleta sin fronteras

¿No eres de esos ciclistas fondistas? ¡No importa! Elige el Circuito de Valtice que, con sus 18 km, es uno de los más cortos. Saldrás de la capital del vino Valtice y continuarás a través de Kolonáda, Úvaly, Sedlec, pasando por el estanque Nesyt hasta Hlohovec. Siguiendo rutas ciclistas perfectamente señalizadas puedes realizar, asimismo, un recorrido por el Camino fronterizo checo-austríaco. Pasando por el palacete de caza de estilo Imperio Pohansko, llegará al sendero didáctico Lužní les, alrededor del Castillo de Juan y Lednice con un precioso palacio neogótico y un parque. La ruta para bici también te llevará hasta los Estanques de Lednice, puedes descansar a la sombra del templo de las Tres Gracias, de la capilla de San Huberto o del Templo de Diana, un excelente lugar para hacer un picnic apacible.

De la bici, directamente al agua

¿Quieres hacer un buen ejercicio? En este caso, elige la ruta ciclista Desde el Recinto de Lednice-Valtice hasta Pálava, parte de la cual atraviesa un terreno accidentado. El trayecto, que mide 25 km, empieza en Valtice, atraviesa Hlohovec, Lednice, Nejdek, Pavlov y termina en Nové Mlýny, un lugar estupendo para bañarse o practicar windsurfing, ya que cuenta con tres embalses a la sombra de las colinas de Pálava. Sea cual sea la ruta que elijas, te espera una excursión por una naturaleza hermosa sembrada de joyas arquitectónicas que nunca olvidarás.

Tus favoritos