A Sněžka a través del Obří důl

Krkonoše – A Sněžka a través del Tremedal de Úpa
10. 7. 2013

A Sněžka por el valle romántico de Obří důl

Las montañas de Krkonoše representan una zona ideal para pasar unas vacaciones activas. Déjese seducir para emprender una excursión a Sněžka, la montaña más alta de Krkonoše y de toda la República Checa. En su cima se le abre una vista panorámica del paisaje lejano. El camino que conduce por el valle Obří důl es muy popular por sus numerosas paradas con múltiples curiosidades.

Subiendo por el valle Obří důl

Ud. puede iniciar su caminata por el valle Obří důl de aproximadamente seis km, en el aparcamiento al lado de la Capilla de Nuestra Señora de Jesús, patrona de los peregrinos, en Pec pod Sněžkou. El camino desde la capilla asciende abruptamente. Desaparezca por un momento del mundo perdiéndose en las galerías subterráneas de la mina histórica Kovárna, durante una visita guiada. Seguidamente, el camino le llevará a lo largo de una distribuidora de agua, cuya tarea consistía en suministrar agua a Sněžka. Pasará una cruz dedicada a Štefan Dix, administrador del antiguo albergue Obří bouda. Después de recorrer casi un kilómetro más, verá el albergue polaco Dom Slasky y una encrucijada al lado del albergue Obří bouda.

Mire a su alrededor desde la montaña más alta

Ya le queda poco para llegar a la cima de Sněžka, desde donde se le abrirá una vista fantástica del valle Obří důl y también de Polonia. Después de recuperar las fuerzas, puede optar por un viaje en telesilla, a través de la montaña Růžová hora para regresar. El descenso de vuelta a Pec pod Sněžkou son unos 14 km y le conducirá a través de los Tremedales de Úpa, los más extensos de Krkonoše, hacia el hotel Luční bouda. La confortable ruta atraviesa pasos de madera. De Luční bouda subiremos a la ladera de la montaña Liščí hora, hacia su cima, desde donde verá otra vez Sněžka. Bajando a lo largo del mirador Hnědý vrch, se le ofrecerá una vista preciosa de la montaña Černá hora con una emisora en su cima. Puede continuar bajando en telesilla o descender corriendo, atravesando Liščí louka hasta llegar a Pec pod Sněžkou.

KRNAP – un mosaico de ecosistemas montañosos

Las pendientes de las montañas del Parque Nacional de Krkonoše (KRNAP) corresponden a cuatro niveles de vegetación. Puede subir desde las bases de las montañas hasta sus crestas, pasar por bosques de haya frondosos, densos pinares montañosos, matorrales de pino de montaña impenetrables o moverse por la superficie flotante de los tremedales del norte. Los prados montañosos cubiertos de flores, mantenidos con esmero por los montañeses durante decenas de años y el pasto regular del ganado, se han convertido en refugio de toda una serie de especies únicas de plantas y animales. Después de superar unos glaciares abruptos, le dará la bienvenida una tundra de liquen de los picos más altos de Krkonoše.

¿Adónde ir después?

Cerca de Harrachov, en la parte occidental del valle Mumlavský důl, se sitúa una roca, de aproximadamente 8 m de altura, donde el río bravo Mumlava forma el espectacular Salto de Mumlava, obra original de la naturaleza, caracterizada por gigantescas calderas y ollas, en cualquier época del año.

Tus favoritos