Excursión por las montañas Jeseníky

Región de Jesenicko
9. 5. 2013

Las montañas Jeseníky ofrecen la excursión montañosa más bella de la República Checa

Un paraíso montañoso lleno de tesoros naturales y centenares de rutas bien señalizadas para practicar el senderismo y el cicloturismo. Numerosos senderos didácticos, cuevas, saltos de agua y un sinfín de miradores. Así son las montañas de Jeseníky, un paisaje rudo y a la vez romántico, que se ganarán su corazón a primera vista. Simplemente, tiene que visitar las reservas naturales protegidas de Králický Sněžník, Praděd o Rejviz. Los manantiales medicinales de las ciudades balneario refrescarán y curarán. ¡Déjsese seducir por la relajación activa en Jeseníky!

Descubra el valle maravilloso del río Bílá Opava

El sendero didáctico Bílá Opava, de unos seis kilómetros de longitud, atraviesa muchos puentes pequeños, escaleras y pontones de madera, en cercanías inmediatas de saltos de agua. Las aguas del más alto de ello caen desde una altura de unos 8 m, y junto con los rápidos siguientes superan un desnivel de casi veinte metros en un tramo de 40 m. Además de recovecos románticos de un bosque de pinos, rápidos, cascadas y formaciones rocosas, se crearon en este lugar remansos profundos y prominencias rocosas. También puede observar aquí los famosos pinos de Jeseníky, con sus típicas copas que tienen la forma de cilindro o columna, y ramas curvadas inclinadas hacia abajo.

Desde Praděd hasta Červenohorské sedlo y Vřesová studánka

La cima dominante de Jeseníky es Praděd, la montaña más alta de Moravia. Desde una plataforma de cristal, ubicada en la torre de televisión de Praděd, se abre la vista de Sněžka, Králický SněžníkBeskydy. También le impresionará la vista de las aguas brillantes del embalse de la central hidroeléctrica de Dlouhé stráně. Le recomendamos una excursión de Praděd a Červenohorské sedlo, que iniciaremos con un descenso al valle del río Desná, por el Divoký důl. Según revela su nombre, debería prepararse para un camino salvaje e impetuoso por un barranco rocoso, con un arroyo con cascadas mugientes.

La otra opción es la ruta que conduce a lo largo del albergue turístico Švýcárna, que se transformó de una cabaña de pastores a un chalet montañoso clásico. Desde los chalets en el puerto de Červenohorské sedlo puede dirigirse hacia la fuente de Vřesová studánka, que tiene aguas milagrosas que curaron a un ciervo herido posibilitándole huir de un cazador. Será premiado con una vista de los majestuosos macizos de Vozka y Keprník.

¿Qué más visitar?

La reserva natural de Rejvíz le permitirá echar un vistazo a un mundo en el que el hombre no desempeña el papel principal. Rejvíz es hábitat de fauna y flora exótica y representa el mayor complejo de tremedales en Moravia, con dos pintorescos lagos pequeños. Las montañas de Rychleby, un punto de salida ideal para el excursionismo y el cicloturismo, son conocidos por las Cataratas de Nýzner o por la Roca de Šafář. En el pueblo balneario de Karlova Studánka refrésquese en su Pabellón de Aguas que ofrece tomar aguas de manantiales medicinales, que llevan nombres de personalidades famosas.

Tus favoritos