Ruta Jesenická magistrála

Jeseníky
17. 9. 2013

A través del reino de las montañas por la Ruta Jesenická magistrála

Cierre los ojos e imagínese un lugar perfecto para el esquí de fondo...lo que acaba de ver es la Ruta Jesenická magistrála. Aquí simplemente no le faltará de nada. Brillantes planicies, bosques profundos con pinos plateados, vistas de las cimas de las montañas que le cortarán la respiración, descensos alternados con escaladas y todo ello en un lugar que presenta anualmente las mejores condiciones de nieve de la República Checa. Así que no espere más, saque sus esquís de fondo, prepare la cera y suba a las montañas!

Si quiere recorrer toda la Ruta Jesenická magistrála, le esperan casi 60 km esquiables que atraviesan estas montañas, situados al noreste de la República Checa. El punto de partida más adecuado es la collada Ramzovské sedlo. Desde allí tendrá que subir casi 600 m hasta llegar a Šerák. Si esto es demasiado exigente para usted, puede aprovechar el telesilla de Ramzová. La ruta sigue hacia la cima calva de Keprník, desde donde puede contemplar unas fantásticas vistas de tres sierras checas, que son Jeseníky, KrkonošeBeskydy. Cuando acabes de disfrutar de las vistas, le espera un descenso abrupto hacia la encrucijada Trojmezí. Para que el camino no sea monótono, volverá a subir hacia Vřesová studánka y a bajar otra vez a la collada Červenohorské sedlo.

¡Al sabbat de brujas fortaleciéndose con una buena sopa de ajo!

Desde Červenohorské sedlo se dirigirá a través de Velký Klínovec y Výrovka, por un camino por la cresta, hacia el popular albergue de montaña Švýcárna, donde no deje de pedir la suculenta sopa de ajo con queso para entrar en calor. Si está cansado o no, ¡ya ha recorrido más de 20 km! Lleno de energía y ánimo desplácese a la cima de Praděd, que es la montaña más alta de Moravia, con sus 1.492 m. Si a esta altura le sumas la punta de la emisora que se alza por encima de Praděd, el resultado será la mayor altitud sobre el nivel del mar de la República Checa. Desde allí sus esquís le llevarán a Petrovy kameny, que son, según cuenta la leyenda, el lugar de celebración del sabbats de las brujas. Si ninguna de las brujas le atrapa, continúe hacia la parte más descubierta de la cresta. La ruta que atraviesa las escarpadas planicies está señalizada con palos para una mejor orientación. Aún así preste mucha atención y no se desvíe de la ruta señalizada, ya que justo al lado se encuentran considerables pendientes que pueden desencadenar avalanchas de nieve. Pero un poco de adrenalina vale la pena. El recorrido por la cresta, a través de Vysoká hůl, Kamzičník, Máj y Jelení hřbet, es de los que ofrecen las vistas más hermosas de Moravia.

En esquís o en autoboús al destino

No se olvide de hacer un par de fotos como recuerdo y, después, ya puede continuar. La ruta conduce desde Jelení studánka a través de la montaña Břidličná hora a Pecný y Pec. Seguidamente, le espera un descenso más difícil a través de Ztracené skály a Skřítek, donde puede volver a calentarse en el restaurante de carretera local denominado Skřítek, Duende, nombre que recibe por el patrono de esta zona. Subiendo al autobús, puede llegar cómodamente a Šumperk. Pero si prefiere continuar, desplácese por las laderas de Černé kameny a Nový Malín, que está sólo a 4 km de distancia de Šumperk.

Un montón de vivencias con el mínimo esfuerzo

¿Le parece exigente la Ruta Jesenická magistrála? ¡No importa! En Jeseníky hay bastantes pistas de esquí de fondo que apreciará aunque no sea un campeón de fondo. Una de las más fáciles es la de 8 km que conduce de Červenohorské sedlo a la montaña Červená hora. Cuanto menos exigente sea la ruta, tanto más le ofrecerá. Basta con subir a la cima de la montaña Červená hora y contemplar sus alrededores. Verá toda la sierra de Jeseníky, Praděd, Kralický Sněžník y uno de los monumentos técnicos más originales de la República Checa, que es la central hidroeléctrica de bombeo Dlouhé Stráně. El camino más fácil para llegar a la cima más alta de Jeseníky, Praděd, es la ruta de 12 km de media dificultad, que conecta Ovčárna y Kouty nad Desnou.

Tus favoritos