Estación de esquí en Herlíkovice

27. 6. 2013

¡A toda velocidad por las pendientes de la estación de esquí Herlíkovice y Bubákov!

Cada año cuando las heladas caen en las montañas de Krkonoše, las pendientes orientales de la colina Žalý se llenan de aficionados al esquí que llegan para disfrutar de la diversión de la acción en medio de la sierra checa más alta. Basta con llegar en un ski bus que parte de Praga y unirse a ellos ¿Qué más espera?

La moderna estación de esquí Herlíkovice y Bubákov es otro de los centros de esquí de Krkonoše que ofrece un servicio completo, pistas de esquí alpino, así como pistas de esquí de fondo por los alrededores. El acceso a la cima de la colina Žalý se realiza fácilmente en uno de los dos telesillas de cuatro asientos o en uno de los siete telesquíes disponibles.

Vamos al valle!

En cuanto alcances la cima o las laderas de este monte dominante, puede escoger entre varias pistas para descender al valle del Elba. Dispondrá de 13 km de pistas de todos los niveles, acondicionadas con mucho esmero. ¿Cuál será la elegida? ¿La negra para los verdaderos campeones? ¿O acaso una de las cuatro rojas en las que gozará de los descensos? ¿Quiere perfeccionar un poco su estilo? ¡No importa! Opte por una de las cinco pistas azules. La más larga mide 4,3 km y cuenta con un desnivel de 450 m.

Un fantástico recorrido por la mañana, por la tarde y por la noche

¿Qué más le está esperando en la estación de esquí Herlíkovice y Bubákov? Si prefiere el snowboard, un parque de nieve está perfectamente preparado para usted. Aquí puede probar incluso el popular snowtubing que seguramente le hará sonreír durante su excitante recorrido. También puede disfrutar del esquí nocturno en las pistas de 3 km de longitud perfectamente iluminadas.

¿Y después hacia dónde dirigirse?

Sería un pecado subir a la cima de la colina Žalý y no ascender al mirador local de piedra. Las espectaculares vistas panorámicas de las montañas del Parque Nacional de Krkonoše seguramente le corten la respiración. Si quiere averiguar más sobre este «pequeño trozo del Ártico en medio de Europa», emprenda una excursión a la cercana ciudad de Vrchlabí. El antiguo monasterio de los agustinianos y las cuatro maravillosas casas históricas situadas en la plaza principal albergan las exposiciones del Museo de Krkonoše.

Tus favoritos