La República Checa conmemora el inicio de la Primera Guerra Mundial

Todo el mundo recuerda este año el centenario del inicio de la Primera Guerra Mundial.

La República Checa tampoco ha olvidado este conflicto del que nació la Checoeslovaquia independiente. Las actividades conmemorativas y culturales con las que se recordarán las batallas, los soldados caídos y Francisco Fernando, archiduque de Austria-Este se celebrarán en varias ciudades del país.
 

Uno de los motivos principales de los programas de conmemoración en la República Checa será el destino del sucesor de la Corona Austro-Húngara. La vida de Francisco Fernando, archiduque de Austria-Este está relacionada muy estrechamente con el castillo Konopiště del que hizo la reconstrucción al aspecto actual y donde pasaba el tiempo con su familia. Konopiště presenta al personaje del heredero y de su mujer Žofia Chotková en una exposición temporal bajo el lema Juntos en la vida y en la muerte (Společně v životě a ve smrti) que incluye no solamente fotos familiares sino también objetos personales del matrimonio. El programa conmemorativo lo completa una misa fúnebre en el castillo el día 28 de junio, recordando el día del fallecimiento de Francisco Fernando y de su mujer a manos del asesino de Sarajevo (Serbia). Este acontecimiento fue un pretexto para el inminente desencadenamiento de la Primera Guerra Mundial.

Las maniobras históricas: La marcha militar (marš) al ritmo de la orquesta de campaña

Las maniobras histórico militares recordarán las batallas de uno de los conflictos de guerra más grandes de la historia y se celebrarán en varios lugares de la República Checa. En la ciudad Lanškroun, por ejemplo, se presenta el día 21 de junio la orquesta real imperial de campaña y los soldados interpretarán un ejercicio con armas y formaciones en fila. También habrá un  interesante  programa para aficionados a la moda. Un desfile de trajes de época del reinado de Francisco José I completará las marchas militares  junto con una exposición de ropa interior y trajes de baño.

El 28 de junio, día del aniversario del atentado a Francisco Fernando, archiduque de Austria-Este , se celebrará un evento conmemorativo durante todo el día en Pisárky (Brno). Los visitantes podrán ver, entre otras cosas, la llegada ceremonial del archiduque austriaco a la estación principal de ferrocarril de Brno, la actuación de la armada imperial, la cocina de campaña, el salón de belleza y el concierto de marcha de la banda imperial militar. Durante todo el día funcionarán para los viajeros los tranvías históricos entre la línea Pisárky y la estación principal de ferrocarril de Brno. Podrán verse más maniobras de las tropas imperiales el día 14 de junio en Písek, Letovice u Olomouc.

Las armas y la presentación del día normal militar despertarán un enorme interés en las exposiciones

Las exposiciones tienen un gran espacio en el marco de las actividades conmemorativas. El día 28 de junio se inaugurará el proyecto La Gran guerra (Velká válka) en el castillo Špilberk (Brno) en el que participarán nueve instituciones checas históricas. La exposición se dedica al atentado de Sarajevo también, al conflicto de guerra en sí y al avance tecnológico en el tema de nuevas armas y equipamiento militar. El museo Moravské zemské muzeum ofrece la posibilidad de conocer la vida normal en los años de guerra. La exposición La casa durante la Gran guerra (Dům za Velké války) enseña  a los  visitantes las consecuencias de los acontecimientos entre los años 1914 y 1918 a los civiles.

El Museo Nacional Técnico (Národní technické muzeum) en Praga ha preparado para los aficionados a la Marina una exposición llamada Nuestro mar...La Marina austro húngara de guerra (Naše moře...Rakousko-uherské válečné námořnisctvo). La exposición está dedicada a la técnica marina militar y a la vida diaria de los marineros. Todo ello completado con interesantísimas fotos de época. Hasta finales del mes de septiembre podrá verse la exposición El correo de la Gran guerra. Les escribo del frente...(Pošta za Velké války. Píšu vám z fronty...) en el museo Poštovní muzeum donde el día 12 de junio se “bautizará” el sello 'Para las víctimas de la 1ª Guerra Mundial' (Válečným obětem 1. světové války).

Podrá recordarse a los caídos en las ceremonias de piedad que se celebrarán en toda la República Checa. Varias instituciones culturales organizan conferencias especializadas donde el tema principal será la Primera Guerra mundial y sus consecuencias.