Lugares de Chequia que deben visitar los amantes del vino

Šobes vineyards
Descargar las guías y les folletos
18. 8. 2014

El pleno verano invita a viajar para degustar los vinos. Pasearás por los lugares que rebosan historia y al mismo tiempo saborearás vinos de calidad.

Los caminos que transitan por los viñedos del país te llevarán a las faldas soleadas de los montes en las que maduran las uvas para los vinos checos de calidad; conocerás bodegas originales y pintorescas calles con filas de bodegas. La mayoría de los viñedos los enccontrarás en Moravia del Sur, la región más cálida de Chequia.

Znojmo: ciudad con atributo

El que pefiere el vino blanco, debe emprender viaje para conocer la histórica ciudad de Znojmo. Una vez allí no debe perderse la visita del monasterio Loucký, antiguo centro espiritual, vínculado con los alegres aspectos mundanos de la vida: basta con visitar las inmensas bodegas del lugar. Visitarás el museo de la vitivinicultura y de la fabricación de barriles, o bien la cripta románica. Cuando termines, podrás catar unas muestras de vino. En los alrededores de Znojmo puedes hacer una infinidad de excursiones con el tema del vino. Desde el sillín de la bicicleta es idóneo recrear la vista en la belleza de las viñas y del pintoresco paisaje. Además las rutas ciclistas entre los viñedos forman una red que cubre todo el sur de Moravia. Entre los destinos favoritos encontrarás las Bodegas azules en Nový Šaldorf, la Bodega pintada en Šatov, decorada con dibujos populares, o el famoso viñedo Šobes en el Parque Nacional Podyjí. A comienzos del mes de septiembre, en el centro histórico de Znojmo, se celebra la tradicional vendimia histórica, durante la que por doquier rezuma el nuevo mosto de vino fermentado de la cosecha (en checo burčák).

Mikulov: ciudad con olor a Sur

Otro importante centro de viniviticultura es la ciudad de Mikulov. En el palacio barroco, que domina la ciudad, descubrirás la más extensa exposición nacional de vitivinicultura y el original barril gigante. Podrás visitar el palacio con un guía y también el centro de la ciudad. Una vez terminado el paseo, te espera una cata de vino blanco local. Mikulov suele animarse durante el segundo fin de semana del mes de septiembre, cuando se celebra la popular vendimia de Pálava. Los alrededores inmediatos también merecen tu atención. ¿Sabes que una de las muestras más antiguas de la creación artística humana de cerámica: la Venus de Věstonice, una  estatuilla de unos 25 000 años de edad, proviene de un pueblo cercano a Mikulov?

Vitivinicultura moderna en antiguas tierras

A poca distancia de la ciudad de Mikulov hay otros lugares que los amantes del “turismo vinícola” no deberían omitir en su itinerario, aunque solo sea porque desde aquí se ve Pálava, la cadena montañosa, un punto dominante de Moravia. Suele mencionarse el original y antiguo viñedo Sonberk, cuya historia se remonta al siglo XIII. Su vino se suministraba a la corte de la emperatriz María Teresa de Austria. La casa vitivinícola que produce vinos desde el año 2003 y que fue proclamada la mejor casa vitivinícola de Chequia, continúa de forma natural en la tradición, aunque aplicando elementos modernos. Lo dicho queda patente en el nuevo edificio, una obra arquitectónica digna de atención, que se engarza perfectamente en el paisaje al pie de las montañas. La casa vitivinícola produce auténticos vinos blancos especiales con atributo de calidad, exclusivamente de sus cepas. Prosperan los  vinos notablemente afrutados, con alta mineralidad y apasionantes sabores aromáticos, o sea las variedades de Ryzlink rýnský (Riesling del Rin); Pálava (cruce de variedades de Savagnin y Muller Thurgau), Tramín (Savagnin), Sauvignon (Sauvignon) o Rulandské šedé (Pinot Gris). En Sonberk podrás hacer dos cosas: catar el vino y visitar la casa y sus viñedos.

Salón de Vinos Valtice

Puedes terminar tu periplo en pos de los vinos de Moravia del Sur en el Centro Nacional de Vitiviniculutra, que tiene su sede en el palacio barroco de Valtice. En la bodega palaciega, admirablemente reconstruida, el visitante tiene a su disposición el Salón de Vinos de la República Checa, donde se organizan las catas de los vinos mejor valorados de toda Chequia, o sea, los de otras regiones vitivinícolas y no solo los de Moravia del Sur. Y cuando estés en Valtice, no te pierdas el área de Lednice y Valtice. Toda la región se suele denominar la "perla de Moravia del Sur" y el área está inscrita en la Lista del Patrimonio de la UNESCO. Es el área paisajista más extensa del mundo, conceptualmente reformada, que contiene una serie de joyas artísticas, entre otras, el Obelisco de 23 metros de altura,  que desde el año 1798 conmemora la firma del acuerdo de paz entre Francia y Austria.

Tus favoritos