Romanticismo de San Valentín en Chequia

Descargar las guías y les folletos

¿Queréis verdaderamente asombrar a vuestra media naranja, pasar el día de San Valentín de manera original e inolvidable?

La amplia gama de estancias de San Valentín en toda la República Checa no os desilusionará en absoluto. Dejad que os mimen en el lujo de los salones palaciegos o complaced a vuestro cónyuge con una vivencia extraordinaria. Podéis aprovechar los recovecos románticos de Praga o de las ciudades inscritas en la lista de los monumentos de la UNESCO. ¡Ya vayais a besaros en el castillo o en el balneario nevado, este año vais a disfrutar seguro con San Valentín!

Amor en el lujo

Celebrad la fiesta de los enamorados en el Chateau Mcely y vivid el ambiente excepcional del hotel más romántico de Chequia según el servidor turístico Tripadvisor. El restaurante de castillo ofrece las comidas según las antiguas recetas de los propietarios originales del castillo, el linaje Thurn-Taxis. El chef Jan Štěrba servirá, en el período de San Valentín, un menú especial de cuatro platos en el ambiente romántico del restaurante Piano Nobile que se ha posicionado entre los cinco mejores restaurantes de Chequia. Permitiros los dos la vivencia celestial de un masaje mediante la cera caliente de la colección cosmética exclusiva Mcely Bouquet. 

 

Amor en las callejuelas de Krumlov

¡Sorprended a vuestra media naranja con un finde inolvidable en San Valentín! Escapad del ajetreo y ramplonería cotidianos a un lugar excepcional, a Český Krumlov, donde tendréis tiempo el uno para el otro. Un regalo y una original vivencia es seguro la toma de fotos de San Valentín en el Museo de Taller Fotográfico Seidel con los trajes históricos de la confluencia de los siglos XIX y XX.

 

Amor en Praga

Los recovecos misteriosos de la Praga histórica son perfectos para los paseos románticos en pareja. Vais a estar encantados también con los cafés locales y el crucero romántico por el río Moldava. El Puente de Carlos triunfa regularmente en las escalas de los lugares más románticos del mundo, y la vista de éste con el Castillo de Praga al fondo. Si no os basta ver el río Moldava desde el Puente de Carlos, sino que queréis vivir algo verdaderamente extraordinario, probad el crucero romántico de San Valentín a través del centro de Praga.

 

El Buddha-Bar Hotel Prague, en el corazón de la metrópoli checa, ha preparado un paquete especial de San Valentín para todos los aficionados al romanticismo y a la fiesta mágica del amor. Podéis disfrutar de una estancia exclusiva para dos, junto a una espléndida cena con total privacidad, en uno de los 20 lugares más románticos del mundo, según la prestigiosa revista The Holidays For Couples, el Buddha-Bar Hotel Prague. Además, el 14 de febrero los clientes del hotel y los interesados en la cena de lujo de San Valentín pueden aprovechar la oferta especial del restaurante Siddharta Café y Buddha-Bar. Cada uno de los restaurantes ha preparado su propio menú de tres platos, en el cual se unen los deliciosos sabores tradicionales con originales recetas, y nos proporcionan la impresión final del anhelo de las lejanías exóticas.

 

Amor en el balneario

¿Deseáis pasar la fiesta de los enamorados en el ambiente romántico de un balneario? Si es que sí, probad la estancia en el hotel Imperial en Karlovy Vary. San Valentín en el hotel Imperial dura todo el mes de febrero. La copa de bienvenida en el Club Imperial, la cena romántica con velas y el cava, regalo de San Valentín en la habitación, postre con taza de café en el Café Vienna, eso es la oferta (no solamente) para los enamorados.

 

En el hotel de lujo Zámeček en la ciudad balneario Poděbrady os mimarán y relajarán mediante un baño, poco habitual, de arándanos rojos, con envoltura o masaje.

 

Amor con olor de lúpulo

En el hotel Sladovna en Černá Hora en Moravia del Sur os espera una cama llena de pétalos de rosa, cena romántica de lujo con velas, un baño privado con botella de cava incluido y, sobre todo, un relajante baño de cerveza en el ambiente extraordinario del subterráneo histórico.

 

Kutná Hora, cerca de Praga, es conocida no solamente por sus excepcionales monumentos históricos, sino también por el hecho de que desde siempre se fabricaba aquí la cerveza. Ya en la Edad Media, la gente conocía esta bebida sabrosa como bebida excelente, y también como un bálsamo beneficioso para el cuerpo y el alma. Por eso también empezaron a fundarse las llamadas barberías, donde se vertía la cerveza en las tinas de madera grandes y los ciudadanos ricos se bañaban en ésta. En el recién abierto Balneario de Cerveza en el hotel U kata en Kutná Hora os mimarán con cerveza no solamente durante San Valentín.

Tus favoritos