Cata vinos mundiales en Chequa: vinos helados y vinos de pasas

Descargar las guías y les folletos
30. 7. 2014

¡Cata los vinos con aromas característicos, inferior graduación alcohólica y mayor contenido de azúcar, que te recordarán el verano en todo su esplendor!

El vino helado se produce de uvas cosechadas durante las primeras heladas de invierno. Las noticias escritas sobre su producción se remontan al año 1794 y se hallaron en Franconia (Alemania). En Chequia se viene produciendo unos 20 años. Para su producción se precisan uvas cosechadas en noviembre o diciembre, según el tiempo. El truco consiste en que las uvas deben helarse de manera natural en la cepa (a diferencia de Canadá donde se permite la congelación artificial) y se prensan, estando congeladas.

Oportunidad única para los vinicultores

El último fin de semana de agosto, en el palacio de Lednice (inscrito en la Lista del Patrimonio de la UNESCO jutno con el recinto adyacente ), se celebra la cuarta edición del concurso Día Mundial del Vino Helado: IceWine du Monde 2014. Decenas de vinicultores de distintos países tomarán parte en el concurso internacional de vinos helados, vinos de pasas y otros vinos dulces selectos.

El propósito del concurso consiste en ofrecer a los productores de vinos helados y vinos de pasas la oportunidad de comparar mutuamente sus productos a nivel mundial, destacando que también en Chequia se producen vinos helados y vinos de pasas de alta calidad.

La solemne pronunciación de los resultados y la clausura de la parte especializada de la cuarta edición se efectuarán en los representativos salones  de los Caballeros y de los Cazadores en el palacio de Lednice. Este año el concurso se celebra bajo la égida de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV). El año pasado los vinos de los viniviticultores Vinařství Josef Valihrach y Vinařství Mikrosvín Mikulov ganaron medallas de oro en el concurso.

Procesamiento complicado: dulce recompensa

Los resíduos de azúcar natural y la graducación alcohólica inferior son lo típico de los vinos helados y los de pasas. El aroma de estos vinos recuerda el pefume de las frutas confitadas, las pasas, la miel o las confituras. En el caso del vino helado la primera condición es que las uvas se hayan cosechado a temperaturas inferiores a los 7°C y elaborado antes de descongelarse. En el caso del vino de pasas se exige que las uvas se hayan secado previamente sobre la paja o al aire, durante un mínimo de tres meses seguidos. Para la producción de estos vinos son idóneas las variedades con un superior contenido natural de acidez, por ejemplo los vinos: Rheinriesling (Ryzlink rýnský), Weischriesling (Ryzlink vlašský), Verde de Veltlín (Veltlínské zelené); Traminer Rojo (Tramín červený), Pinot Gris (Rulandské šedé), Blaufrankisch (Frankovka), Cabernet Sauvignon y Neuburger (Neuburské).

Tus favoritos