Especialidades culinarias checas en el invierno

13. 9. 2013

Placer, platos gourmet y el carnaval de sabores.

Cuando llegue el invierno, algunos se desesperan por esquí de fondo, por las pistas de esquí alpino o por los patines de hielo, otros empiezan a lamerse a la espera de las delicias culinarias maravillosas. El invierno incluyen carne de venado, especialidades de carne de cerdo y guisos - preferiblemente unos en los que la cuchara quedará parada!

Ya nuestras abuelas sabían ...

... que la sopa te calentará, cuando vuelvas congelado de esquí o de las caminatas de invierno. Gracias al abundante uso de verduras de temporada te dará gran cantidad de vitaminas y te llenará a la perfección. Entre las sopas tradicionales checas está la sopa agria de Krkonoše, una delicia del pan amargo, cestas, cebolla, huevos y patatas, que cruzó las fronteras de su región y se convirtió en parte de la cocina nacional checa. En la preparación de las sopas densas de invierno se utilizan mucho legumbres , especialmente guisantes, lentejas o fréjoles. Te gustará también la sopa tradicional densa de patatas o la sopa cremosa de calabaza, sobre todo si te la sirven en pan pequeño ahuecado.

Morcillas, solomillo a la crema , tortillas checas de patatas

Cuando vas a estar en busca del mejor plato principal, recuerda que, como el Adviento, la Navidad y el Año Nuevo, el invierno en la República Checa incluye el banquete de los productos de la matanza de cerdo, carne de caza y antigua y densa cocina checa con los dumplings ricos y diversas salsas. Mientras que la carne de venado que huele a romero fragante, hoja de laurel , enebro y tomillo probarás habitualmente en cualquier restaurante, delicias de la matanza de cerdo encuentran su utilización también en la alta gastronomía principalmente en forma de platos preparados artísticamente que no aparecen en este tipo de banquetes tradicionales. Por lo tanto no dejes de engañarte y trata de averiguar dónde se sirve galantina" , longanizas, morcillas , prieta o chorizos "ordinarios" - realmente vale la pena!

Lo mejor de la cocina checa

Entre las especialidades nacionales checas está el solomillo a la crema, una deliciosa combinación de carne tierna, salsa cremosa y suaves dumplings y las tortillas checas de patatas de mil maneras. Recetas para su preparación son innumerables, pero la base es siempre la misma: una mezcla de patatas crudas ralladas con un poco de harina, sazonada con la mejorana y ajo.

Te encantarán también las albóndigas de fruta con o sin levadura bañadas generosamente con mantequilla derretida, pequeños pasteles de patatas espolvoreados con azúcar y canela o buñuelos carnavaleros. Todo esto podrás elegir con tu postre pero también como tu plato principal. Depende sólo de ti.

Un toque final dulce

El clásico invierno checo huele a vainilla, canela, clavo de olor y jengibre - y justamente esas fragancias encontrarás en las bebidas de invierno, que te calentarán con seguridad. El mejor lugar donde probar el grog, cherry brandy, ponche o vino caliente son los mercados navideños. Disfruta de la atmósfera única con una copa de algo bueno en la mano! A veces, incluso convocan un concurso del mejor vino caliente con especias, donde participa más de un centenar de muestras. Y si el el alcohol no te dice nada, elige un buen chocolate o té asado, preparado con la mezcla de frutas con azúcar, limón y especias.

Finalmente, una pequeña recomendación: descubrir las especialidades checas te ayudará el servidor www.czechspecials.cz. Además de un amplio repertorio de platos típicos checos y moravos encontrarás una lista de restaurantes certificados con las especialidades nacionales checas en su menú!

Tus favoritos