Selva Žofínský prales y Hojná voda

13. 1. 2014

La reserva natural más antigua en Europa, ¡búscala en la Bohemia del Sur en las montañas Novohradské hory!

Boubínský prales en Šumava es tal vez más famoso, pero no el más antiguo. La reserva natural más antigua de la República Checa y Europa Central se encuentra en las montañas Novohradské hory cerca de la frontera checo-austríaca. Es la reserva natural nacional selva Žofínský prales y el monumentonatural nacional de Hojná voda.

Los bosques protegidos más antiguos en Europa

Primeras reservas naturales de Europa, selva de Hojná voda y Žofín, fueron proclamadas ya en el año 1838. Su fundación se atribuye al propietario el conde de Nové hrady Jiří František August Buquoy. El noble realizaba una inspección en el distrito de bosque de alrededor de los manantiales de Lužnice y las partes vírgenes locales de la selva le encantaron tanto que en decreto especial de 28 de agosto de 1838 fundó cerca de la aldea la reserva selva Žofín. Solo dos días más tarde, siguióel establecimiento la reserva forestal Hojná voda.

¿En bicicleta o a pie?

La Reserva natural y nacional selva de Žofín con una superficie de 100 hectáreas está situada en la vertiente norte de Stříbrný vrch, al sureste del pueblo Žofín, a una altitud de 735-825 metros sobre el mar. Tanto Boubín en Šumava como la selva de Žofín están cercadas y sólo se puede ver acompañado o yendo por los caminos forestales que borden la cerca. Hasta el antiguo palacio de caza Žofín con pensión y restaurante se puede llegar en coche, pero luego hay que seguir a pie o en bicicleta,que es mejor por causa de largas distancias y terreno no muy difícil. El sendero que bordea la selva de Žofín te llevará a la antigua Terčí hut, después puedes continuar por ejemplo hasta el antiguo pueblo Stříbrná Huť o hasta el pueblo Pohoří na Šumavě.

Hojná voda

Más pequeño, más cerca de la civilización y más accesible es el monumento natural nacional Hojná voda. Aunque la palabra “selva“no aparece en el nombre oficial del bosque y su carácter salvaje sufrió durante las guerras mundiales, cuando los más fuertes abetos fueron cosechados para la construcción naval, puedes descubrir aquí unos restos de bosques muy antiguos de hayas, pinos, abetos, olmos y arces. La reserva con una superficie de 8,56 hectáreas está ubicada en la ladera de la montaña Vysoká (1.034 m), de fácil acceso por el camino forestal del pueblo Hojná Voda. El bosque bordea el sendero natural de 3 kilómetros. Hay una placa conmemorativa colocada en una de las piedras en el camino del año de 1988, recuerda los 150 años de la declaración como reserva.

Tus favoritos