Sněžka

Sněžka
22. 7. 2013

¡Suba a Sněžka – la reina de las montañas checas!

La montaña más alta checa crece como una pirámide triedra en los largos cerros de Krkonoše. Vaya a conquistar la reina de las montañas checas y uno de los símbolos de Chequia. Por haber superado el pico de 1602 m será recompensado con una vista preciosa de Chequia y Polonia y la sensación de que en Chequia no puede subir más alto. ¡Así que póngase un calzado resistente, haga el equipaje con lo imprescindible y adelante hacia a las alturas!

Si le gusta el movimiento activo puede subir a la cumbre de Sněžka por senderos turísticos señalados. A lo largo del camino se le irán abriendo preciosas vistas al Parque Nacional de Krkonoše , que gracias a su árido clima e historia glaciar recuerda la naturaleza escandinava. Si está limitado por sus fuerzas físicas o simplemente quiere disfrutar del viaje en teleférico, vaya a Pec pod Sněžkou, donde se encuentra la primera parada del teleférico. Así, fácilmente en menos de media hora superará la elevación de casi 700 m.

Excursión inolvidable a la montaña checa de «seis mil metros»

Sněžka es un destino favorito de los viajeros desde hace ya varios siglos. La primera subida documentada a su cima fue en el año 1456 cuando un negociante veneciano andaba buscando piedras preciosas por la zona. Cien años después un hombre humanista de Silesia procuró medir la altura de Sněžka y su medición resultó en la respetable altura de 5 880 m. Aunque hoy ya nos podemos reír de este número, las agradables experiencias de la subida y la alegría del movimiento sano en un paisaje precioso perduran hasta la actualidad.

¡No se olvide de mandar una postal!

¿Se esperaría la cima de la montaña más alta checa desierta y vacía? Pues es al contrario. Puede encontrar aquí varios edificios. Se halla aquí, p. ej., la estación meteorológica que recuerda una nave espacial, la capilla redonda de madera de San Lorenzo y el nuevo edificio de la oficina de Correo checo. No se olvide de visitarlo y mandar una postal con el sello original a sus seres queridos.

¡Disfrute de Krkonoše!

Cuando haya disfrutado lo suficiente de las extensas vistas, vaya por uno de los senderos señalados a descubrir otras joyas de la naturaleza de Krkonoše. Uno de los senderos señalados favoritos es el que va por los preciosos tremedales de montañas hacía Luční bouda donde puede descansar y sentarse. En verano podrá tomar algo para refrescarse y en invierno entrar en calor, p. ej., con el aromático vino caliente. Puede ir también a Špindlerův Mlýn, que pertenece a los centros de esquí más importantes checos o a Horní Malá Úpa.

Tus favoritos