Plaza de la Ciudad Vieja

Plaza de la Cuidad Vieja - Torre del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja y Iglesia de Týn
19. 6. 2014

Conoce el mágico corazón de Praga, la Plaza de la Cuidad Vieja

¿Dónde late el verdadero corazón de Praga? Por supuesto, en la Plaza de la Ciudad Vieja. Justamente a este lugar se dirigen los zigzagueantes callejones de la Ciudad Vieja para desembocar en la plaza praguense más bonita. La elegante torre del Ayuntamiento con el mundialmente famoso reloj astronómico, la orgullosa silueta de la fabulosa iglesia de Týn, la monumental iglesia de San Nicolás y las numerosas casas de colores de varios estilos arquitectónicos proporcionan a este lugar un encanto especial que emocionará a todos que quieran dejarse seducir por ella.

La Plaza de la Ciudad Vieja fue a lo largo de sus mil años de existencia un testigo silencioso de acontecimientos importantes de la historia checa. La historia dejó sus huellas en forma de importantes protestas, ejecuciones, pero también bodas, torneos y negociaciones políticas.

No olvides estar a una hora en punto delante del reloj

¿A cuál de las dominantes de la plaza le harás la primera foto? Con más frecuencia suele ser la alta torre gótica del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja, que se alza aquí ya desde el siglo XIV. En la parte sur encontrarás el milagro técnico que lleva ya sus largos 600 años asombrando a todo el mundo. Es el reloj astronómico , un genial mecanismo que a lo largo de los siglos, sin fallar, muestra no solo la hora y fecha, sino también la posición del Sol, fases de la Luna, ciclos astronómicos y fiestas del calendario cristiano. Cada hora en punto revive el fascinante teatro de los apóstoles paseando, con estatuas laterales en movimiento que termina con la sonada campanada en la parte superior de la torre. La construcción del reloj astronómico de Praga fue todo un acontecimiento en su época. Muchas ciudades europeas deseaban tener una joya similar. La leyenda cuenta que los concejales prefirieron dejar ciego al constructor para que no pudiera repetir su obra en otro lugar.

Armonía perfecta de música y arquitectura

En la otra parte de la plaza se alzan las monumentales torres del Templo de Týn, que te encantará con su aspecto de cuento. Muchos lo consideran el templo más bonito de Praga y la parte indispensable del panorama de la ciudad. En su interior puedes ver no sólo el altar más alto de Praga, sino también la tumba del famoso astrónomo Tycho Brahe. ¿Perteneces a los admiradores de la arquitectura barroca? Pues no te pierdas la visita a la iglesia de San Nicolás. Su ambiente único lo puedes disfrutar también con la música clásica durante uno de los numerosos conciertos que tienen lugar aquí.

Basta con mirar…

Tu cámara fotográfica no debería de perderse el monumento al maestro Juan Hus, la preciosa casa con esgrafiados -Casa del Minuto, la única casa gótica conservada - Casa de la Campana de Piedra, o la sede de la Galería Nacional en el palacio Kinský. La plaza adquiere un encanto especial durante las fiestas de Navidad, cuando se convierte en un brillante reino de invierno, lleno de luces y aromas.

Tus favoritos