Sinagoga Vieja-Nueva de Praga

Old-New Synagogue
29. 10. 2013

Visita la Sinagoga Vieja-Nueva, el edificio más antiguo del gueto judío de Praga y la sinagoga más antigua de Europa!

Incluso la pequeña fracción que se quedó del gueto de Praga pertenece a los monumentos judíos más valiosos de Europa. Al lado del Viejo Cementerio Judío de los principios del siglo XV, Museo Judío y algunas sinagogas, uno de los lugares más apreciados es la Sinagoga Vieja-Nueva. Es al mismo tiempo una de las joyas góticas más antiguas que sobrevivieron en Praga!

Sinagoga que recuerda la Edad Media

El edificio macizo de piedra con picos dentados de ladrillo del gótico tardío se construyó alrededor del año 1270. Originalmente llamada Nueva o Grande, recién con la aparición de otras sinagogas a finales del siglo XVI comenzó a utilizar el nombre de Sinagoga Vieja-Nueva. Sobrevivió las inundaciones, los incendios, las matanzas y saneamiento a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Con la excepción de los años 1942 a 1945 sirvió de forma continua durante 700 años como un oratorio y la principal sinagoga de la comunidad judía.

Leyenda sobre los ángeles y Golem

El edificio está lleno de mitos y leyendas. Se dice que durante los incendios el gueto lo protegían los ángeles con sus alas convertidos en palomas, pero aún más famosa es la leyenda de Golem. El creador de la criatura extraña artificial de arcilla se dice que era el más famoso rabino medieval del gueto de Praga el rabino Löw – Jehuda Löw ben Becalel (1512–1609). La gente lo respetaba tanto que su silla en la sinagoga, desde su muerte hasta ahora, no se ha sentado nadie.

Que oculta el desván de la Sinagoga Vieja-Nueva?

Existen muchas leyendas de las criaturas artificiales, golems, muchos, pero el Golem de Praga es una de las criaturas más famosas. Según la leyenda, el rabino entonces dejó al gigante de arcilla almacenado en el desván de la sinagoga , donde hasta hoy está prohibido entrar. La precaución se llevó a cabo hasta tal punto, que el rabino, incluso canceló la escalera exterior y la puerta al desván que está a una altura de doce metros y se mantiene accesible sólo por la escalera. Sin embargo no se han encontrado los restos de Golem. Ni aquí, ni en el desván de otra sinagoga de Praga.

Tus favoritos