Barrio judío de Praga

Sinagoga Española
30. 5. 2014

¡Descubra las historias del gueto judío!

Sólo unas pocas capitales europeas pueden estar más orgullosas de su gueto judío tan bien conservado como el de Praga. Las seis sinagogas, el Ayuntamiento Judío, el mágico cementerio y un irrepetible «genius loci» convierten el barrio praguense de Josefov en el lugar que no debería de faltar en sus paseos por la Ciudad Dorada. Conozca la antigua historia de los judíos praguenses, su arquitectura, tradiciones, costumbres e historias, algunas de las más tristes del siglo XX.

El barrio judío debe su buen estado de conservación paradójicamente a Adolf Hitler. Fue el líder nazi el que decidió construir en Praga el «Museo de la raza desaparecida». Gracias a esta idea, se han recolectado aquí objetos valiosos de los países ocupados, llegándose a formar la más grande colección de objetos judíos de Europa. Hoy Josefov es otra vez un lugar animado con una comunidad judía numerosa, y con su visita conocerá otro trozo del mosaico de la historia de la Praga de las cien torres.

Donde descansa el Golem

En cuanto pase por la lujosa calle Pařížská, se encontrará en frente de la imponente fachada de la Sinagoga Viejo-Nueva. No se pierda su visita. No sólo es la sinagoga más antigua de toda Europa, sino que su interior mágico guarda muchas historias interesantes. Según una de las leyendas, es aquí donde descansa el legendario Golem – el predecesor del monstruo de Frankenstein, el que disponía de una fuerza enorme y fue de gran interés para los reyes y emperadores.

6 sinagogas, un sinfín de historias

Un silencioso homenaje a la víctimas del Holocausto encontrará en la Sinagoga Pinkas. En sus paredes está escrito el epitafio más largo de todo el mundo y lleva nombres de los que murieron en los campos de concentración. Ejemplos preciosos de la arquitectura judía encontrará también en las Sinagogas Maisel, Klaus y en particular en la Sinagoga Española, cuyo interior le asombrará con su decoración dorada. Al lado de la Sinagoga Viejo-Nueva, observe el Ayuntamiento Judío con su pintoresca torrecita, uno de los símbolos del gueto praguense.

Un lugar con magia irrepetible

Misteriosas lápidas acumuladas una encima de otra, luces y sombras, el silencioso sonido de las ramas de los árboles y miles de historias que trascurrieron aquí. Esto es el Antiguo Cementerio Judío, uno de los más grandes de todo el mundo. Debido al poco espacio y a la antigua costumbre judía que no permitía eliminar tumbas viejas, el cementerio fue cubierto varias veces con suelo, en el que se hacían nuevas tumbas. En la actualidad, hay aquí algunos lugares en los que se encuentran hasta 12 niveles, uno encima de otro.

Tus favoritos