Castillo Pernštejn

Castillo de Pernštejn
9. 5. 2013

Visite a La dama de blanco en Pernštejn

En los intrincados bosques de las Tierras altas checo-moravas se halla desde más de ocho siglos uno de los castillos moravos más bonitos. Venga a descubrir la historia de esta grandiosa sede de la familia de los Pernštejn, pasee por sus habitaciones, suba al torreón de cuentos de hadas y a lo mejor se encontrará a La dama de blanco. Pernštejn no solo es uno de los monumentos históricos checos más significativos sino que, gracias a su esplendor y su situación, es un lugar muy demandado por equipos de rodaje de todo el mundo.

Su fundación se debe al castillo gótico de la familia de Pernštejn sobre cuyo origen no sabemos mucho hasta el día de hoy. Lo que sí es seguro es que era una de las familias checas más pudientes cuyas tierras fueron en su tiempo incluso más extensas y famosas que las de los Rožmberk de Bohemia del Sur. Sus préstamos irrecuperables a los emperadores se convirtieron en su destino fatal y significaron la extinción de su linaje y la venta paulatina de sus propiedades.

El rey invencible de los castillos checos

Al contemplar la silueta monumental del castillo, a lo mejor no le sorprenderá que a lo largo de su historia no haya sido conquistado. Se debe al sofisticado sistema de protección que nos sorprende hasta la actualidad. Su ubicación en una alta roca fue una ventaja, además de los fosos cavados, puentes levadizos y altas murallas con torreones. Si todo eso no era suficiente, los señores podían esconderse en la torre de cinco niveles llamada Barborka, que sólo se unía con el resto de la edificación a través de dos puentes de madera. Si el enemigo conseguía entrar en ella, le esperaban estrechos pasillos por los que no podía pasar ningún caballero con armadura.

Quien tenga miedo, no debe venir a Pernštejn

Al igual que la mayoría de los castillos checos, Pernštejn también tiene su inquilino misterioso. Es La dama de blanco la que fue en su momento la doncella de este lugar. Sin embargo, se pasaba el día delante del espejo y descuidaba sus obligaciones. Cuando dejó de acudir a misa, el viejo cura decidió buscarla y hablar con ella. La doncella se rió de él enfureciéndolo tanto que la maldijo eternamente. Las señoras deberían tener cuidado con todos los espejos del castillo. Se dice que la que se quede mirando en uno de ellos, pierde su belleza en menos de un año.

¿Por dónde seguir?

Durante su viaje a esta región no se pierda la visita a otra de las joyas históricas que encontrará no muy lejos. Vaya a Žďár nad Sázavou a ver la original iglesia de San Juan Nepomuceno en Zelená hora . Este monumento único, inscrito en la lista de la UNESCO, es un lugar fascinante envuelto en el misticismo y leyendas que hacen volar su imaginación.

Tus favoritos