Zona baja de Vítkovice

Ostrava - Vítkovice
18. 10. 2013

Vítkovice: a la boca incandescente de la ciudad de acero de ciencia ficción

El recinto de la antigua fábrica siderúrgica de Vítkovice se sitúa en el corazón mismo de Ostrava. Nada más entrar en la ciudad de acero, se le ofrecerá una vista fantástica que corre pareja con las visiones futuristas de ciudades de las películas de Hollywood. La vista del laberinto de torres de hierro, caños y conductos de formas bizarras dejará en usted una sensación absolutamente increíble. La ciudad de acero despide aliento de nostalgia.

El recinto de la antigua fábrica siderúrgica de Vítkovice es Monumento Cultural Nacional, forma parte del patrimonio cultural europeo y es un candidato oficial para ser incluido en la lista de la UNESCO. Se trata del único lugar de Europa donde el proceso de fabricación de hierro se realizaba en un sólo lugar y que a la vez se ha conservado hasta hoy.

El panorama de acero de Ostrava

Si sus ojos aún no han visto esta joya importante de la arquitectura industrial, simplemente, tiene que viajar a Ostrava. Vítkovice incluye un extenso recinto industrial de la fábrica siderúrgica de Vítkovice. Está conformado por tres conjuntos industriales que crean el panorama de Ostrava. En la parte septentrional, se sitúa la mina de Hlubina, que empalmaba con todo el complejo siendo la fuente de combustible para los altos hornos. Los altos hornos, la fábrica de coque y sus instalaciones químicas están conectados con cintas transportadoras, un sistema de ceba y puentes de transporte. En la parte central se concentra la producción maquinaria, que sigue funcionando; en la parte sur merece la pena ver el conjunto de edificios industriales y administrativos.

Echará un vistazo al lugar donde la temperatura alcanzaba 1.500 grados centígrados

En el recinto de Vítkovice conocerá de forma divertida cómo se fabricaba el hierro en la región de Ostrava. Si empieza junto al alto horno, el sendero didáctico le guiará por la ruta que antes recorrían las materias primas. Subirá en un ascensor hasta la cima del horno que antes se llenaba con minerales de hierro, coque, caliza y otros aditivos. Si no tiene miedo, puede subir a la cima de la torre desde donde se le abrirá una vista impresionante de toda la ciudad de Ostrava. Cuando vuelva a bajar, puede ver el interior terrible del horno donde la temperatura superaba 1.500 grados centígrados.

Un pasado famoso, un futuro fantástico

El primer impulso para la fundación de la Fábrica siderúrgica de Vítkovice fue dado por el arzobispo de Olomouc Rodolfo, en 1828. En el curso de los años, se pusieron en funcionamiento seis hornos. Todo el recinto de Vítkovice se somete ahora a una revitalización fundamental. Por ejemplo, el antiguo depósito de gas gigantesco se ha transformado durante la reconstrucción en una sala multiuso original. En un futuro próximo, se abrirá en el recinto un museo industrial y el Mundo de la Técnica, que será un lugar ideal de educación y diversión para toda la familia.

Tus favoritos