Iglesia de Santa Bárbara de Kutná Hora

Kutná Hora - Iglesia de Santa Bárbara
20. 6. 2014

Tesoros arquitectónicos de la UNESCO en Kutná Hora

Kutná Hora, caja de tesoro plateada y joya del país, se encontraba en la cuna de la cumbre del Reino Checo. Los estilos arquitectónicos, construcciones únicas de distintas épocas históricas y una larga historia vinícola. Exactamente así es Kutná Hora cuyo casco histórico con la iglesia de Santa Bárbara y la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción fueron inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Kutná Hora fue la mayor base de poder de los monarcas checos. A lo largo del reinado de Venceslao II, estuvo aquí la única una casa de moneda del país. La antigua ciudad real, relacionada con la mina de plata y dos catedrales, ofrece también un original presente.

La iglesia de Santa Bárbara, patrón de los mineros

La obra única de estilo arquitectónico gótico y gótico tardío simboliza el poder y el significado de la ciudad minera donde hubo yacimientos de plata. La iglesia está, por supuesto, consagrada a Santa Bárbara, patrona de todos los mineros. La construcción de esta joya duró quinientos años. El aspecto del monumental templo es obra de Matyáš Rejsek y Benedikt Ried.

Le asombrará el interior que esconde una galería con pinturas de estilos gótico tardío y renacentista. El pasado minero no se puede ocultar ni aquí. Las elegantes y finas columnas se complementan con la decoración de fresco en las capillas donde también se hallan motivos inspirados en la minería.

La Catedral de Nuestra Señora de la Asunción - templo de la luz

Existen motivos por los que la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción es denominada el templo de la luz. Las macizas ventanas no tenían en aquel entonces comparación en Chequia. La joya arquitectónica combina el énfasis cisterciense al espacio y sobriedad y majestuosidad gótica de la catedral. Cada minuto la construcción por la luz pierde peso y se eleva a las alturas superficiales. Originalmente una iglesia gótica, que se quemó en el s. XV, la convirtió en una catedral de estilo barroco-gótico el importante arquitecto checo Jan Blažej Santini.

Disfruta de la visita de los monumentos que están en la lista de la UNESCO y déjate sumergir al singular ambiente de la ciudad plateada.

Tus favoritos