Diez joyas de Praga

29. 5. 2014

Conoce la particular historia de la ciudad a la que históricamente se atribuyen nombres como el Sueño de Piedra o la Ciudad Dorada y conoce sus joyas más destacadas

Más de mil años de desarrollo urbanístico dejó en Praga joyas arquitectónicas las que visitan anualmente millones de visitantes. Descubre los secretos de los monasterios góticos, disfruta de uno de los conciertos en los templos barrocos o relájate en uno de los jardines renacentistas. Praga pronto te convencerá por qué desde la época medieval la consideran la ciudad histórica más bella del mundo.

Praga es madre de las ciudades que te cautiva y nunca más te suelta. Esto es una cita de su habitante más famoso, Franz Kafka. Él también fue seducido por la belleza de la ciudad mágica donde pasó la gran parte de su vida. Tú también puedes conocer la ciudad, a la que halagaban los personajes más importantes de su época, y ver lo mejor que te ofrece la capital de Chequia.

Completa el mosaico praguense

Su silueta es monumental. El Castillo de Praga , símbolo de los Países Checos, sede de los antiguos soberanos y según el Libro de los Récords Guiness el castillo medieval más grande del mundo. Este es el lugar que no puedes de ninguna forma perderte durante la visita de la Praga de las cien torres. La visita al Castillo la puedes culminar en uno de los preciosos jardines palaciegos en los que de repente aparecerá en un precioso mundo de plantas, fuentes y glorietas. Un día agradable lo puedes pasar también en Petřín donde del mirador local puedes admirar una espectacular vista a las numerosas torres, tejados y chimeneas de toda la ciudad. Bajo la colina de Petřín no olvides visitar la estatua del mundialmente famoso Niño Jesús de Praga, al que se atribuyen poderes milagrosos. Lo encontrarás cerca de aquí en la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria en Malá Strana.

Un paseo por la historia de la arquitectura

¿Quieres conocer el corazón latente de Praga? Pues ve a la Plaza de la Ciudad Vieja , que pertenece a las plazas más bellas del mundo. En su cercanía puedes visitar el fascinante gueto judío envuelto en muchas leyendas. ¿Eres de espíritu romántico? Pues, debes saber que no hay lugar más romántico que el Puente de Carlos al amanecer. El atardecer es más bonito observar desde las murallas del mítico Vyšehrad, lugar que recuerda los principios de la independencia nacional checa.

Ciudad de vida animada

Praga no es solo una ciudad de monumentos históricos sino también una ciudad para vivir, en la que la cultura forma una parte inseparable. Disfruta de la experiencia única en forma de un concierto de música clásica en la Casa Municipal una de las construcciones más bellas del modernismo en el mundo. Siguiendo las huellas de Mozart puedes ir al Teatro de los Estamentos donde el genio musical estrenó su ópera Don Giovanni.

Tus favoritos