Vivir 48 horas como un praguense

Praga - Galería Sovovy mlýny
29. 5. 2014

¡Vive 48 horas bajo la piel de un praguense!

Todas las ciudades tienen dos caras. Praga no es una excepción. La primera cara que te ofrece es un ejemplo perfecto de una ciudad histórica, orgullosa de su pasado. La otra cara es moderna y palpitante, más parecida a la verdadera vida en una ciudad, tal como la experimentan sus habitantes cada día. ¡Tira a la basura las guías austeras y disfruta de dos días en el corazón de la metrópoli mágica como si fueras un auténtico praguense!

¡Buenos días! ¡Acabas de despertar en una de las ciudades más hermosas del mundo y tienes por delante un día entero en medio de una palpitante metrópoli! ¿Adónde ir? Todos los días agradables tienen que empezar con un abundante desayuno. Diríjete, por ejemplo, al original Café B Braun en la calle Sokolovská. Tomando una exquisita quiche o un croissant crujiente, puedes disfrutar de una vista del diseño de fama mundial de la importante arquitecta checa Eva Jiřičná. Después del desayuno, sería una opción lógica visitar algunas de las numerosas atracciones de Praga que gozan de renombre mundial. Pero prueba otra cosa y diríjete, por ejemplo a la colina de Vítkov, que se alza sobre el peculiar barrio capitalino de Žižkov. Es aquí donde puedes ver el monumento al jefe militar checo Jan Žižka, la estatua ecuestre más grande del mundo. Dentro de este gigantesco monumento funcionalista, puedes ver una exposición dedicada a los acontecimientos más importantes de la historia contemporánea checa.

Degusta la calidad de Michelin

Y ya ha llegado la hora del almuerzo. ¿Qué te parece probar uno de los restaurantes de máxima calidad premiados por la prestigiosa estrella de Michelin? El primero de ellos es el restaurante Alcron del hotel Radisson. Las conchas asadas de Santiago o el Fondant de chocolate que te sirven aquí llevarán tus papilas gustativas a la cima del cielo. Otro de los restaurantes praguenses que ostenta la estrella de Michelin es La Degustation Bohême, donde deberías probar alguno de los manjares checos, como la sopa de paja con faisán o la carpa de Třeboň.

¿Pasar una tarde en un parque o ir a un encuentro con el arte?

Después de un almuerzo agradable no hay mejor opción que dar un paseo placentero. Evita el bullicio de gente en el Castillo de Praga o en la Plaza de la Ciudad Vieja y conoce uno de los rincones más pintorescos de Praga. En la isla de Kampa, situada justamente debajo del Puente de Carlos, en la parte del barrio de Malá Strana, encontrarás un mundo de casas multicolores, hermosas plazas y un parque que invita a descansar y no hacer nada. Si te sorprende un mal tiempo, visita alguno de los museos y galerías de Praga. Puedes apostar, por ejemplo, por el Museo de Arte Moderno en Kampa. Te impresionarán no solamente las colecciones expuestas dentro del edificio de Sovovy mlýn, que tras haber sido remodelado tiene un aspecto moderno, sino también la original decoración y el diseño de sus alrededores.

Fiesta nocturna estupenda

¿La noche cae sobre Praga y te pones a pensar adónde ir? Visita alguno de los famosos clubes de Praga. Puedes ir a una fiesta fantástica en el popular SaSaZu, en el Duplex exclusivo o en Karlovy lázně, el club de danza más grande de Europa Central.

Cuando el desayuno es un acontecimiento social

Interiores hermosos con techos altos y ventanas grandes, mesas pulidas, una amplia oferta de menús para desayuno, un servicio profesional y, sobre todo, un lugar donde desayunar rápido. Este es el Café Savoy, en la calle Vítězná. El desayuno francés, inglés, americano que te servirán aquí y que además es sano, te convencerá fácilmente de volver un día.

Casa que estaba creando la historia de la arquitectura

Ahora es la hora de sumergirse en el torbellino de la gran ciudad. Uno de los lugares que los turistas a menudo pasan sin percatarse de él, es la Casa de la Virgen Morena, ubicada entre la calle Celetná y la plaza Ovocný trh. Este edificio peculiar alberga hoy el Museo del cubismo checo, originalmente un estilo pictórico que pasó a la arquitectura sólo en los Países Checos. Justamente en este edificio, puedes visitar la galería Kubista, la única en la República Checa que vende pinturas originales, réplicas y copias inspiradas en el cubismo checo y el art déco. En la cercana tienda Modernista, ubicada en el Palacio de Hrzán, puedes ver un surtido de artículos de cristal, porcelana, joyas y muebles tanto funcionalistas como creados por diseñadores checos contemporáneos.

Un almuerzo inolvidable

Date el gusto de almorzar disfrutando de fascinantes vistas del panorama de la ciudad de las cien torres. Un opción estupenda es el excelente restaurante francés La Perle de Prague, ubicado en la séptima planta de la icónica Casa Danzante. Para tomar un exquisito café y un remate dulce, nada mejor que cruzar el río Moldava y dirigirse al Café Lounge, una cafetería de época, situada en el barrio de Malá Strana. También puedes apostar por la cafetería legendaria Myšák, cuya fama se remonta a los años treinta del siglo XX.

¡Métete bajo la piel de Praga!

¿Deseas encontrarte con artistas locales, representantes de la escena independiente y hacerte una idea de la auténtica Praga? En este caso, tus pasos deberían dirigirte al Centro de Arte Contemporáneo DOX, miembro más reciente de la familia de galerías originales de Praga, situado en el barrio de Holešovice. Las exposiciones provocativas que se celebran aquí se consideran unas de las mejores de la ciudad.

¡Mímate!

Ninguna excursión a Praga podría ser perfecta sin llevarse algo original de la ciudad. Visita una de las boutiques interesantes, como por ejemplo, el Botas Concept Store, en la calle Konviktská. En esta tienda, que vende una legendaria marca checa de zapatos, te llamará la atención no solamente el surtido original, sino también el interesante diseño de los interiores. Si te gusta el verdadero lujo, da una vuelta por la calle Pařížská, donde encontrarás marcas de las casas de moda mundiales de primera línea.

Tus favoritos