Entre los ríos Lužnice y Otava

Písek - puente de piedra
23. 4. 2013

Descubra los tesoros de la región entre los ríos Lužnice y Otava

Dos grandes ríos, Lužnice y Otava, rodean como cintas azules el hermoso paisaje del sur de Chequia. Venga a conocer este armonioso paisaje donde se entremezclan las casas de madera y encantadores caseríos con fachadas decoradas con ciudades reales medievales. La región que se halla a la imaginaria sombra de las montañas de Šumava es un lugar ideal para pasear por la naturaleza, descubrir las historias de los castillos y palacios locales y conocer las tradiciones populares que siguen vivas desde hace siglos.

El área áspera bajo las montañas de Šumava nunca ha pertenecido a las más fértiles, la historia, no obstante, ha dejado aquí una serie de pistas que le imprimen un carácter único. Durante su viaje por la región tiene que visitar Strakonice. En el museo local, situado en un enorme castillo medieval, aprenderá todo sobre la tradición del favorito instrumento musical local. Es la gaita a la cual se le rinde homenaje con el Festival Internacional de Gaiteros, organizado en agosto, cada dos años, el cual se considera como uno de los festivales folclóricos más importantes del mundo.

El puente de los ciervos y mágicas fachadas

¿Le apetece pasear por uno de los puentes más antiguos de Europa Central? En este caso, haga una excursión a la ciudad de Písek. La gente local la denomina a veces «Puente del Ciervo» siguiendo la leyenda que dice que el puente tenía que adoptar el nombre de la primera persona que lo cruzara. Ocurrió lo inesperado: del bosque salió un ciervo, cruzó el puente corriendo y así se le denominó. ¿Ha oído hablar alguna vez del llamado barroco rústico? Si no, su más hermosa muestra está en Holašovice. Este pequeño pueblo presume de preciosos caseríos con fachadas maravillosamente decoradas que han llegado a formar parte de la lista de la UNESCO.

Castillos y palacios a cada paso

¿Le llama la atención también el misterioso ambiente de los castillos medievales y los palacios? Si es así, la zona entre Lužnice y Otava le parecerá como un paraíso. Visita por ejemplo el Palacio de Orlík, que se levanta orgullosamente sobre las aguas de un extenso lago, o el Palacio de Blatná con su mágica torre. Una perfecta armonía de la arquitectura y el paisaje verá en el Castillo de Zvíkov, que se extiende sobre la confluencia de los ríos Otava y Moldava. Una verdadera perla renacentista es el majestuoso Palacio de Kratochvíle. Si prefiere lugares misteriosos con un ambiente extraordinario, visite el Castillo de Rábí. Sus ruinas son unas de las más grandes en Bohemia. Un verdadero ambiente romántico de la época caballeresca se respirar en el Castillo de Velhartice, ideal para paseos agradables alrededor de un bonito puente de piedra con cuatro bóvedas, que une dos partes del castillo local.

¿Qué otro sitio visitar?

Si se queda en la región por lo menos unos días, visite otras interesantes localidades en el entorno. Otro sitio es la ciudad de České Budějovicedonde podrá encontrar una preciosa plaza barroca y una exquisita cerveza. Cerca, también vale la pena visitar uno de los palacios más bonitos de Chequia Hluboká, que a primera vista recuerda el Palacio de Windsor inglés. No pase por alto ni la ciudad medieval Tábor, impensablemente relacionada con el movimiento husita, que influyó significativamente la historia de los Países Checos.

Tus favoritos