Křivoklátsko and Rakovnicko

Castillo de Křivoklát
14. 8. 2013

Secretos de la región de Křivoklátsko y Rakovnicko

Espesos bosques, rocas macizas, castillos y ruinas misteriosas y el ancho río Berounka que atraviesa toda la región de Křivoklátsko y Rakovníkcko, así podría describirse una de las regiones más bonitas que se halla en el límite de Bohemia Central, Occidental y del Norte. Conozca la perla verde de Europa, el área natural protegida de la región de Křivoklátsko, y descubra la historia del castillo gótico de Křivoklát. En la región existe un gran número de senderos y caminos para bicicletas, y se cultiva también un lúpulo de sutil aroma de máxima calidad mundial.

La región de Křivoklátsko y Rakovnícko está dominada por el río Berounka, que surge de la confluencia de cuatro ríos cercanos a la ciudad de Pilsen. En su cuenca puede visitar las formaciones naturales tales como Velká Amerika, y Malá Amerika, en alusión a la América Grande y América Pequeña, así como la reserva de lagos Skryjská jezírka con un museo de fósiles y los majestuosos castillos de Křivoklát, ŽebrákTočník además del centro celta en el palacio de Nižbor.

El inexpugnable castillo de Křivoklát, la perla gótica entre los castillos checos

La dominante de esta zona es uno de los castillos más antiguos checos, Křivoklát, que debe su nombre probablemente a sus cimientos encorvados, como lo indica la palabra checa. El extenso y majestuoso castillo, escondido en los espesos bosques que servían para las cacerías reales, fue la sede representativa de los reyes checos. La parte más valiosa del castillo con su robusta torre redonda, es la Sala Real, que después de la sala de Vladislao en el Castillo de Praga, es la segunda más grande de Bohemia. La biblioteca de Füstenberg le asombrará con sus treinta mil libros. Se cuenta que en una de las torres llamada Huderka estuvo encarcelado el afamado alquimista Eduard Kelly, quien en un frustrado intento de fuga de la torre terminó con una pierna rota. En la Torre grande puede examinar las colecciones de trofeos de caza. Las actividades y juegos tradicionales organizados en Křivoklát le acercarán a los oficios y productos de los habitantes de la zona.

Las románticas ruinas de los castillos

El estilo arquitectónico del alto gótico está representado en las ruinas del castillo de Krakovec, el último refugio del Maestro Juan Hus, expulsado de Praga y declarado hereje. El castillo de Točník se encuentra a unos pocos metros del castillo de Žebrák, destruido en un incendio, que le impresionará con la ingeniosa disposición de los edificios con sus salas de representación, las habitaciones para la protección y el uso privado del rey. Acepte la invitación a Hamousův statek, la Granja de Hamous, una construcción de campo con casa de madera y establos de ladrillo. Verá los antiguos trabajos del campo, tradiciones, oficios y costumbres de esta región.

Palacio de Lány – residencia de verano de los presidentes checos

El palacio de Lány, de estilo barroco, es residencia de verano de los presidentes checos, estando situado en los espesos bosques de Křivoklát. Está abierto al público en los días del aniversario del nacimiento y muerte del primer presidente checoslovaco T.G. Masaryk. Pero a lo largo de todo el año, puede dar un paseo por los jardines que rodean el palacio. La región de Rakovnícko le proporcionará también una experiencia gastronómica. Disfrute de la visita a la Real fábrica de cerveza Krušovice y descubrirá cómo se fabrica y sabe la cerveza checa de calidad. Viaje por la región de Křivoklátsko y Rakovnícko a caballo, por agua, en bicicleta o a pie. Sus pasos podrían luego dirigirse a Český kras y al castillo de Karlštejn.

Tus favoritos