Arquitectura de la época comunista

Television transmitter on Ještěd Mountain
9. 10. 2013

Para alguien feo hormigón gris, para otro exótico y lleno de contrastes interesantes - que edificios recuerdan la era comunista?

En los años entre el final de la Segunda Guerra Mundial y la Revolución de Terciopelo en 1989 crecían edificios reconocidos pero también los que no debieron ser construidos . Entre los del primer grupo pertenece por ejemplo transmisor de televisión en Ještěd o el Restaurante Expo 58, que pertenece al otro grupo con el 0 de encanto, gris y sin invención.

Edificios de panel y "Pacul"

Los más visibles son los edificios de panel y grandes urbanizaciones que bordean la la ciudad. Reciben una serie de nombres desfavorable, por ejemplo jungla de hormigón , ciudades de acero. Y encontrar en la República Checa ciudad, donde no creció al menos un bloque de pisos de hormigón, es un milagro. Por desgracia, son unas construcciones extremadamente durables y estarán con nosotros aún durante muchos años.

Contradictorio fue el Centro de Congresos, que se describe como sobredimensionado.  El edificio de la anterior Asamblea Federal - hoy en día Edificio Nuevo del Museo Nacional  - en la parte superior de la Plaza de Venceslao en Praga, obra del arquitecto Karel Prager, está denominada como la cicatriz en la cara del centro de Praga. Al mismo tiempo tiene sus defensores, porque es un ejemplo principal dela arquitectura de aquella época.

La posición específica tiene el Hotel Crowne Plaza´, un edificio en el espíritu estalinista, inspirado por las construcciones similares en Moscú. No encajaba con la arquitectura de Praga ni en su momento y a pesar de todos los esfuerzos no tiene éxito ni ahora.

Edificios con signos de interrogación y sin ellos

Entre los edificios que se aceptan con pequeñas reservas (sin embargo con reservas) está la  Escena Nueva del Teatro Nacional, Centro comercial Kotva  en la Plaza de la República en Praga o el  Transmisor de televisión en Žižkov, con sus 216 m el edificio más alto de Praga, con el que los visitantes de la ciudad, aparentemente concilia el restaurante y la terraza con las vistas fantásticas. Los residentes Praga no tuvieron más remedio se acostumbre a ella.

A lo mejor de la era comunista ha traído, pertenece casi el Transmisor de Television en Ještěd, ganando el prestigioso premio Perret, y el ex restaurante en Expo 58 Praga en Letná, que continuó con la tradición de la vanguardia checa.

Tus favoritos