10 Lo mejor de la República Checa
11
PILSEN
Estar en Pilsen y no visitar la
fábrica de cerveza para probar
la que en ella se produce sería
un pecado imperdonable.
Pero no reconocer el
verdadero espíritu de la
ciudad sería un pecado
igualmente imperdonable.
Ese espíritu se manifiesta en
las fachadas de sus casas, en
sus calles y plazas, y puede
sentirse a cada paso. Porque,
la verdad, es que Pilsen tiene
una esencia artística y jovial,
y la comunica y entrega
generosamente.
Arte a cada paso
La corriente de arte viva
que fluye por sus calles se
compenetra con una serie de
importantes teatros, con la
Filarmónica de Pilsen, con
galerías, cafés culturales
y un sinnúmero de festivales
musicales, folclóricos
y teatrales. Un puñado
de pioneros entusiastas
comienzan a experimentar en
diversos terrenos artísticos
mezclando géneros –a la
sombra de la catedral de San
Bartolomé, en diferentes
Todo checo diría orgullosamente,
si se le preguntara, que lamejor
cerveza del mundo se fabrica,
desde 1842, en lamayor ciudad
de Bohemia occidental, en Pilsen.
Sin embargo, lametrópolis
cervecera es famosa también
por su tradición cultural, que
la ha hechomerecedora del
nombramiento de capital
europea de la cultura para 2015.
espacios escénicos, en
parques o en clubes de cultura
alternativa. Y cuando toda esa
actividad cultural da sed, lo
más fácil es calmarla con un
poco de cerveza coronada de
blanca espuma…
La cerveza es para los
checos el pan líquido
En Bohemia se dice: si viene
un gobierno que encarezca
la cerveza, lo echamos. La
relación del ciudadano checo
con la cerveza es algo íntimo
y cordial, existen verdaderos
expertos y conocedores
y no les falta dónde elegir.
Por todo el país podemos
encontrar marcas de cerveza
que se fabrican en grandes
fábricas o en pequeñas
cervecerías familiares.
La cerveza checa es una
denominación de origen
protegida por la Unión
Europea. Es un honor
merecido; todos los
fabricantes de cerveza checos
hacen todo lo posible por que
el prestigio de esta tradición
no se eche a perder. Se dice
que la cerveza de Pilsen
es una especie de tesoro
nacional, pero lo mismo
podría decirse de muchas
otras marcas esparcidas
Recomendamos una visita
a la cervecería Pilsner
Urquell o al Museo de
Cervecería, que se sitúa en
el centro de la ciudad. Viva
la historia de la cerveza
desde la Antigüedad hasta
la actualidad.
Busque los restaurantes
señalizados con la etiqueta
CZECH SPECIALS. Son una
garantía de calidad y los
encontrará en los lugares
turísticos más atractivos
de la República Checa.
¡Saboree, además de las
tradicionales comidas
checas, las especialidades
de la gastronomía regional!
por la geografía de Bohemia
y Moravia. Y claro, poca gente
se toma esta cerveza a palo
seco.
El paraíso de los sibaritas
Los checos también
son tenidos por buenos
comensales. Las recetas del
país seguramente no ganarían
un concurso de comida sana,
pero es difícil resistirse a ellas.
Hay, para empezar, toda una
selección de sopas, sin las
cuales un checo no diría que
se tiene por almorzado.
Luego los famosos knedlíky,
unos a modo de panecillos
en rodajas que se mezclan
como guarnición con las
salsas y las carnes; las
especialidades más conocidas
son la Svíčková, o sea carne
de ternera con salsa y nata,
la carne asada de cerdo, o el
pato con repollo
macerado y, no podía ser de
otra forma, con knedlíky.
¿Y de postre? Magníficas
tartas y, ¡como no!, knedlíky,
esta vez con frutas.
Pilsen
Metrópolis
de la cerveza
y la cultura
Gambrinus
Puerta de la cervecería
¡Salud!
1,2-3,4-5,6-7,8-9,10-11 14-15,16-17,18-19,20-21,22-23,24