8 Lo mejor de la República Checa
9
Magia y encanto de las
columnatas termales
La ciudadbalneario checa
más conocida, cuya fama es
internacional, se encuentra en
el rincónmás occidental de
Bohemia, en el precioso valle
del río Teplá. La leyenda cuenta
que el hoy famoso balneario fue
descubierto en el sigloXIVde
forma completamente casual,
por una expedición de caza del
emperador y reyCarlos IV.
Karlovy Vary
Karlovy Vary es una
ciudad encantadora. Es
difícil no dejarse seducir
por su despreocupación
y su ambiente festivo de
tranquilos paseos en el
marco incomparable de sus
maravillosas fachadas y sus
ricamente ornamentadas
columnatas. Cuando uno sabe
que en las mismas fuentes
termales situadas entre
las columnas, en las que el
visitante toma para beber un
poco de agua medicinal, ya
habían hecho lo mismo en
parecidas jarras de cerámica
personalidades como Pedro
el Grande, María Teresa,
Bach, Goethe, Casanova
o Beethoven, la ciudad se
transforma inmediatamente y
adquiere un algo especial.
Magia embotellada
Y además, aparte de las aguas
curativas, puede probarse
el Becherovka, el licor de
hierbas, que es originario de
aquí, otra de las atracciones
de esta ciudad sin igual.
No debe dejar de recorrer
el visitante algunos de los
senderos del balneario, que
llevan a través de los bosques
que se elevan sobre su trazado
urbano para contemplarlo
desde arriba al fondo del
valle. Karlovy Vary es una
ciudad que llega al alma, y por
eso si uno ha estado ya, tiene
que volver.
Balnearios checos –la salud
que emana del fondo de la
tierra
La República Checa está
surcada por manantiales
curativos como un preciado
tapiz de hilos dorados.
Poděbrady en el centro de
Bohemia, Luhačovice en
Moravia, Jánské Lázně en
el norte… Pero la mayor
concentración de aguas
curativas la encontramos en
el famoso «triángulo de los
balnearios» en la zona oeste
de Bohemia.
Todas las ciudades balneario
crecieron con empuje y
belleza; así, por ejemplo,
podemos hoy maravillarnos
con los encantadores edificios
de Františkovy Lázně, como
construidos con
azúcar por la mano de un
gigantesco pastelero y puestos
en una tarta nupcial y,
mientras los contemplamos,
podemos mejorar nuestra
salud gracias a sus miríficos
Festival Internacional de
Cine de Karlovy Vary:  
en busca de las estrellas
de la gran pantalla.
¡Toque las estrellas!
El Festival Internacional
de Cine de Karlovy Vary se
cataloga entre los festivales
cinematográficos más
prestigiosos, de ahí su
excelente renombre. Aquí
cada año, a principios de
julio, puede ver con sus
propios ojos a actores
y cineastas paseando por
la alfombra roja, y natural-
mente ir al cine para ver
los últimos estrenos más
sonoros.
baños, que son los más
antiguos de todo el mundo.
De manera similar encantan
al visitante los serenos y
clasicistas contornos de los
pabellones de Mariánské
Lázně, sobre todo sabiendo
que en la relativamente
pequeña superficie de
la ciudad se concentran
cuarenta manantiales
curativos, y en los alrededores
otros sesenta. Jáchymov,
no lejos de allí, alberga
uno de los balnearios más
sorprendentes del mundo
–las curas se hacen en él
mediante aguas medicinales
radioactivas. Karlovy Vary,
con sus veintidós manantiales
de aguas termales, y con su
famoso surtidor, que alcanza
quince metros de altura, es
la joya de la corona de los
balnearios checos.
Karlovy Vary
Mariánské Lázně
Karlovy Vary
Karlovy Vary
Mariánské Lázně
Františkovy Lázně
1,2-3,4-5,6-7,8-9 12-13,14-15,16-17,18-19,20-21,22-23,24