16 Lo mejor de la República Checa
Olomouc
En el mismo corazón de
Moravia, enmedio de los
más fértiles campos de
todo el país, en una región
conocida comoHaná, se
yergue orgullosamente
la antiquísima ciudad
deOlomouc, sede de la
monarquía checa en tiempos
inmemoriales. Transpira
una dignidad especial y una
fuerza espiritual única; es
una ciudad llena de historia,
joya del barroco y lugar de
veneración aDios.
Olomouc
Visitar Olomouc es como
encontrarse con alguien
anciano y sabio, que ha
recorrido muchos lugares,
y de quien una sola palabra
vale más que un libro entero.
A cada paso se encuentra el
visitante con monumentos
magníficos: templos
imponentes, delicadas
iglesitas, dignos palacios
burgueses, monasterios
monumentales. El fascinante
palacio obispal, obra
maestra de la arquitectura
románica europea, iglesias
góticas, la catedral, del
mismo estilo, palacios
renacentistas con fachadas
ricamente ornamentadas,
etc. Pero lo que más llama
la atención es el barroco
en Olomouc: maravillosas
fuentes, el palacio arzobispal,
el monasterio de Hradisko,
perfectamente cultivados y
que conservan, hasta el día de
hoy, la estructura original del
parque.
Sin peluca barroca aquí el
visitante se siente como fuera
de lugar. Las habitaciones
y salas maravillosamente
ornamentadas, la biblioteca,
sin igual en su género, la
pinacoteca, con obras de
Tiziano, Cranach, Veronés
o Breughel –a propósito,
la segunda mejor de la
república –lugares por donde
da la sensación al visitante
que pasa flotando más que
paseando. Lo mismo que
cuando sale, y se encuentra
con esos maravillosos
jardines, como el que hay bajo
el castillo, concebido como
un enorme parque inglés, o el
De las flores, donde hay que
aguantar la respiración ante
la sorprendente simetría y
la virguería de sus imágenes
hechas con flores y plantas,
siguiendo el estilo francés de
jardinería, con añadidura de
laberinto, fuentes, pabellones,
rotondas preciosas en forma
octogonal, en las cuales
corre el tiempo del péndulo
de Foucault. La UNESCO
protege este maravilloso
conjunto, y sabe por qué.
La región de Haná no
solo destaca por su clima
favorable, sino también por
los manjares regionales
que ofrece procedentes de
la naturaleza. El producto
más famoso de la cocina
local son los «olomoucké
tvarůžky» (quesitos de
Olomouc). Los restaurantes
locales le ofrecerán este
delicioso queso, bajo en
grasa y con un intenso
aroma, en distintas
formas de preparación.
En la oficina de turismo
situada en las arcadas del
Ayuntamiento de Olomouc
hay incluso una máquina
vendedora de esta delicia.
Venga a contemplar una
colección de 135 mil
objetos artísticos
concentrados en el Palacio
Arzobispal de Kroměříž.
Las colecciones (de
pinturas, dibujos, obras
gráficas, monedas y
medallas, el archivo
musical, la colección de
inmuebles y la biblioteca)
se catalogan entre las
colecciones más valiosas
de su género a nivel
mundial.
llamado «el Escorial moravo»,
la basílica de peregrinaje
del Svatý Kopeček, y sobre
todo la tremenda columna
de la peste, protegida
por la UNESCO, el grupo
escultórico más grande de
Europa Central. Y todavía
una curiosidad más, el reloj
astronómico del año 1955, con
motivos de tema proletario.
Kroměříž –Jardines
paradisiacos de la Atenas
de Haná
En la fértil región morava
de Haná, no muy lejos de
Olomouc, se encuentra
Kroměříž en medio de
jardines. El sublime palacio
arzobispal construido en
estilo barroco temprano es
el centro de un maravilloso
laberinto de jardines
17
Kroměříž
Centro espiritual
milenario de
Moravia
Olomouc
Olomouc
Iglesia de San Mauricio
1,2-3,4-5,6-7,8-9,10-11,12-13,14-15,16-17 20-21,22-23,24